Si hace unos meses era el Banco Santander el que sacaba al mercado una ambiciosa cuenta (La 1|2|3) con el fin de ganar cuota de mercado en un contexto de bajos tipos de interés, en esta ocasión ha sido la entidad presidida por Manuel Menéndez la que ofrece una de las mayores rentabilidades del mercado.

Vivimos tiempos de constante competencia y renovación de las estrategias en el sector financiero español. A la conocida ya como guerra de los cajeros (de la que se ha descolgado temporalmente el BBVA a la espera de que el Gobierno fije un marco regulatorio) se une la batalla feroz de las entidades por captar pasivo de la clientela.

Precisamente esta última batalla (la de incrementar cuota de mercado en el pasivo) está suponiendo todo un reto a la imaginación y la audacia de las entidades, toda vez que los tipos de interés están en niveles históricamente bajos y eso impide por lo general poder ofrecer rentabilidades atractivas. Con más músculo que sus competidores, el Santander presentó en mayo la llamada Cuenta 1|2|3, una idea traída de Reino Unido (donde fue responsable la ahora presidente Ana Botín).

En esencia, la 1|2|3 ofrece una rentabilidad creciente a los clientes a medida que su saldo diario y su implicación en la entidad aumentan: Hasta un 3% de interés nominal para saldos diarios de al menos 3.000 euros, bonificaciones de hasta el 3% en recibos habituales…  como ya hiciera Emilio Botín en 1989 con su Súperlibreta, la entidad cántabra pretende así ganar cuota de mercado aun a costa de forzar su margen de negocio (algo que otras entidades con más apreturas no pueden soportar) ofreciendo una rentabilidad por encima de los competidores.

Dos años al 4% y sin comisiones

En este contexto, los responsables comerciales de Liberbank (entidad resultante de la fusión de Cajastur, Caja Castilla-La Mancha, Caja Cantabria y otras) han decidido lanzar al mercado, en forma de promoción, la Cuenta remunerada SIN, tal y como han confirmado a SABEMOS fuentes del propio banco. Esta cuenta, que lleva en circulación apenas unas semanas (su lanzamiento no fue publicitado) es libre de comisiones y estará vigente con estas condiciones tan solo hasta el 30 de septiembre de este año.

Entre otras características, la Cuenta remunerada SIN de Liberbank ofrece una rentabilidad superior incluso a la ofrecida por el producto estrella del Santander: Un 4% TAE durante los primeros 24 meses y para una cantidad máxima de 3.000 euros. Como condición para acceder a la misma hay que domiciliar una nómina o pensión con un importe mínimo de 1.000 euros mensuales, así como tres recibos al mes. Obliga además a tener una tarjeta de crédito y otra de débito.

Para poder gozar de la política de cero comisiones, esta cuenta exige que al menos se realicen dos compras al mes con la tarjeta de débito y un saldo mínimo medio mensual de 1.000 euros. La letra pequeña del contrato es estricta en cuanto a las condiciones, ya que “en caso de incumplimiento de alguno de los requisitos la remuneración será 0% TAE”. La oferta, además, no es acumulable a otras promociones u ofertas, como puede ser un préstamo a tipos bonificados por ejemplo.

Incompatible con otra promoción estrella

Tal y como fijan las condiciones de esta promoción, la misma es incompatible con otras propuestas estrella de Liberbank. Es el caso, por ejemplo, del Plan de tú a tú, un programa de fidelización y captación de nuevos clientes que supone el abono de hasta 200 euros para un cliente que recomiende a otro la apertura de una cuenta en el banco en la que domicilien una nómina de al menos 600 euros al mes (oferta válida hasta el 31 de diciembre).

Ni la SIN ni la 1|2|3 son las únicas cuentas con una rentabilidad comparativamente mayor frente al resto de competidores. En el Banco Sabadell, por ejemplo, hace años que ofrecen tanto la Cuenta Expansión (sin comisiones) como la Expansión Plus (sin comisiones y con un 3% TAE) para clientes con saldos a partir de los 30.000 euros. “Ambas son imbatibles a nivel competitivo”, explican desde el Sabadell.