Francisco Flores es la identidad de otro de los detenidos en el marco de la ‘operación Pardines’, que se ha saldado con el arresto de los jefes de ETA David Pla e Iratxe Sorzábal en el sur de Francia. Hay además otra persona arrestada de la que se desconoce aún su identidad.

La operación ha sido llevada a cabo por la Guardia Civil en colaboración con la Policía francesa en un domicilio de las afueras de la localidad de Saint-Étienne-De-Baïgorry, en la región de los Pirineos Atlánticos. Se trata de una casa rural propiedad de uno de los arrestados.

Testigos presenciales sitúan a las 12.30 del mediodía la entrada de las fuerzas de seguridad en el inmueble y aseguran que han llegado a escuchar tres detonaciones en torno a esa hora.

Entre las 16 han acudido al lugar dos abogadas que habitualmente prestan servicios a los detenidos de la banda terrorista. Una hora después han abandonado el lugar sin hacer declaraciones a los periodistas.