El grupo hotelero mantiene conversaciones con los propietarios de los hoteles que gestiona en el país norteafricano para tomar una decisión sobre el futuro de los contratos por la mala situación del turismo en la zona tras varios atentados terroristas.

El atentado terrorista que sufrió en uno de sus hoteles, dejando 38 víctimas mortales, puede acabar empujando a Riu fuera de Túnez. El grupo hotelero mallorquín acaba de iniciar negociaciones con los propietarios de los nueve establecimientos que gestiona en el país africano para decidir, en cada caso, si continúa con su actividad o acaba rescindiendo sus contratos de explotación, según informan fuentes de la compañía a SABEMOS. Desde el grupo se subraya que no se ha tomado una decisión definitva sobre su abandono del país y que se estudiará hotel por hotel qué posición tomar.

Riu reaccionaba así a las informaciones de medios locales tunecinos, y recogida por Efe, que daban por hecho la salida de Túnez de la compañía y que incluso apuntaba que el cierre de los establecimientos se produciría en enero de 2016. Sin embargo, la compañía de la familia Riu sólo confirma haber iniciado conversaciones con los dueños de los establecimientos, sin que el cese de las operaciones esté decidido ya.

Actualmente, Riu mantiene cerrados tres de sus hoteles de Túnez por la temporada de invierno, “una decisión que se ha tomado en conjunto con los propietarios de cada hotel por la baja ocupación”, dicen las mismas fuentes. Los establecimientos cerrados por ser temporada baja son el  ClubHotel Riu Bellevue Park, situado en Port El Kantaoui; el Riu Marillia, de Hammamet; y el ClubHotel Riu Palm Azur, ubicado en Djerba. Los otros seis hoteles de la compañía siguen abiertos.

“Ahora bien, no es ningún secreto que la situación del sector turístico en Túnez es muy complicada“, indica un portavoz de la cadena española. Las llegadas de turistas a Túnez han descendido fuertemetne en los últimos años, y el parón se ha agudizado en los últimos meses tras los atentados contra turistas en el país en marzo y en junio. El ataque de junio se produjo en la playa de uno de los hoteles gestionados por Riu en el país, en el Marhaba Imperial, situado en Kantaui-Susa.