El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha advertido este lunes de que si Cataluña se independiza de España se podría generar “una grave tensión” similar a la ocurrida en varios países latinoamericanos y en Grecia, con el consiguiente “riesgo” de corralito.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, el gobernador ha matizado, no obstante, que se trata de un “futurible altamente improbable”.

Linde ha subrayado que Cataluña no tendría acceso a la financiación del BCE si se segrega de España y ha aclarado que la salida del euro sería “automática”. “La salida de la UE implica de modo automático la salida del euro. Es un procedimiento automático”, ha explicado Linde, quien ha advertido que las consecuencias serían las que todos conocen: “que Cataluña dejaría de tener acceso a la liquidez del Banco Central Europeo (BCE)”.

Preguntado entonces por cómo podía financiarse Cataluña, señaló que podría acudir al mercado interbancario pero que no habría ningún sistema parecido a la liquidez que actualmente proporciona el BCE a los países de la zona euro. “Claramente no”, respondió de forma tajante al ser preguntado si habría alguna posibilidad de que Cataluña pudiera acceder a los programas del BCE fuera de la zona euro.

Sobre la viabilidad de la economía catalana como Estado en solitario, el gobernador se limitó a señalar que hay países “más pequeños” en Europa, si bien indicó que se trata de una valoración “en abstracto” y una pregunta que, en su opinión, carece del más mínimo interés.

Linde también se ha referido al comunicado de la AEB y la CECA sobre Cataluña y ha reafirmado que el proceso soberanista conlleva “inseguridades, incertidumbres y tensiones” que afectan a la banca con presencia en Cataluña y en el resto de España. “El comunicado dice cosas muy sensatas y obvias, nada nuevo”, ha indicado.

Comunicado “muy razonable” de AEB y CECA

En este sentido, Linde recordó que él mismo hace un año ya mencionó en Cataluña esta derivada del proceso soberanista, por lo que afirmó que se trata de un comunicado “muy razonable”, que dice cosas “sensatas”.

Cuestionado acerca de si fue informado de la publicación del mismo, aseguró que no, pero añadió que tampoco ve necesario ser informado, dado que es un tema que se ha tratado numerosas veces con los bancos “y no había nada de qué hablar”. En su opinión, el procedimiento seguido por las patronales bancarias fue el “correcto”.

Mas acusa a Linde de “inmoralidad, irresponsabilidad e indecencia”

En respuesta a estas palabras, el presidente de la Generalitat de Cataluña y número 4 de Junts pel sí, Artur Mas, ha calificado de “inmoralidad, irresponsabilidad e indecencia” la avertencia de Linde sobre el posible corralito y ha acusado a los poderes del Estado de practicar el discurso del miedo y de la amenaza contra los catalanes.

No obstante, Mas se ha mostrado convencido que este discurso no triunfará: “No cuela. No nos lo tragamos”. Las declaraciones de Linde son un reflejo de su miedo a perder “poder y la silla” si nace un Estado catalán, ha proseguido el president en rueda de prensa, citado por Europa Press. La presencia de los bancos, ha añadido, está asegurada en caso de independencia porque Cataluña tiene la economía más próspera del sur de Europa.