La Autoridad de Aviación Civil (CAA, en inglés) del Reino Unido, regulador del sector aéreo, va a tomar medidas legales contra Ryanair por su insuficiente compensación cuando hay retrasos de vuelos.

Según informó este viernes la CAA, citada por la agencia Efe, la aerolínea no cumple totalmente con la legislación europea en materia de protección al consumidor, pensada para ayudar a los pasajeros en caso de alteración en los viajes.

La compañía aérea, con sede en Dublín, no paga la indemnización adecuada cuando hay retrasos ocasionados por algún problema técnico y trata de imponer un límite de dos años -contado a partir de la fecha del viaje- para reclamar la compensación, según la CAA, que no especificó el tipo de medida legal que adoptará.

“La ley es clara. La compensación debe ser pagada si un vuelo sufre un retraso durante más de tres horas por un problema técnico de rutina”, ha advertido el director ejecutivo de la CAA, Andrew Haines. “También está claro que los pasajeros tienen hasta seis años para hacer una reclamación de compensación en los tribunales”, ha añadido. “La CAA está comprometida a proteger los derechos de los pasajeros aéreos y estamos determinados a asegurar que todas las aerolíneas cumplen con esta regulación”, ha asegurado Haines.

Por su parte, Ryanair ha insistido en que “cumple plenamente” con las reglas sobre indemnización por retrasos. “Ryanair ha solicitado una pronta reunión con la CAA para aclarar cualquier malentendido que pudiera haber surgido a la hora de atender algunos casos históricos (de compensación)”, ha declarado la directora de servicios al cliente, Fiona Kearns.