Alrededor de 213.200 personas presentaron una solicitud de asilo en la Unión Europea en el segundo trimestre de 2015, lo supone un incremento de un quince por ciento respecto al primer trimestre y de un 85 por ciento respecto al mismo periodo en 2014. El principal origen es Siria, de donde procede una quinta parte de los solicitantes, y más de una tercera parte de las demandas se presentan en Alemania, seguida de Hungría.

De acuerdo con los datos del Eurostat difundidos este viernes, el número de sirios y afganos ha aumentado considerablemente, hasta alcanzar las cifras de 44.000 y 27.000 personas, respectivamente. En total, ambos países representan la tercera parte del total. En cambio, los kosovares, que encabezaban la lista en el primer trimestre del año, han pasado de 50.000 a poco más de 10.000 en el mismo periodo.

Una de cada tres solicitudes (el 38 por ciento, hasta un total de 80.935) ha sido presentada en Alemania. Los siguientes en esta lista son Hungría, con 32.700 casos (el 15 por ciento), Austria (ocho por ciento), Italia, Francia y Suecia (los tres con el siete por ciento).

En España, en este segundo trimestre se registraron 3.675 solicitudes, un 26 por ciento más que en el primer trimestre (2.910). Nuestro país representa el 1,7 por ciento de los casos registrados en toda la Unión.

En todo caso, Hungría es el país que recoge el número más alto de solicitantes de asilo respecto a la población, con 3.317 casos por cada millón de habitantes, por delante de Austria (2.026), Suecia (1.467) y Alemania (997). En España, la relación es de 79 solicitudes por cada millón de habitantes.

Los solicitantes sirios

En cuanto al origen, un 21 por ciento de los casos (44.000) corresponden a los sirios. Tres cuartas partes de las solicitudes procedentes de Siria se han registrado en cuatro países miembros: Alemania (16.300), Hungría (8.400), Austria (5.300) y Suecia (3.900). En conjunto, los sirios constituyen la principal nacionalidad de los demandantes de asilo en diez Estados miembros, entre ellos España, con 1.830 casos (el 50 por ciento).

En Alemania, el número de solicitudes de ciudadanos sirios ha aumentado un 20 por ciento respecto al primer trimestre. En Hungría, donde los sirios son los segundos solicitantes después de los afganos, el incremento ha sido de un 26 por ciento, hasta los 8.440 casos, muchos más incluso que en países en los que los sirios figuran en primer lugar.

Los afganos, con 27.000 casos, suponen el trece por ciento del total de la UE. Más de la mitad de las solicitudes cursadas por ciudadanos de este país se han registrado en Hungría, donde las demandas de afganos han aumentado un 42 por ciento respecto al primer trimestre.

El tercer país emisor de demandantes es Albania, con 17.700 personas (un ocho por ciento), que suelen elegir a Alemania en su inmensa mayoría (el 90 por ciento). En España, el segundo país de origen (después de Siria) es Ucrania (700 casos, el 19 por ciento) y el tercero Palestina (200 personas, el cinco por ciento).

Al final del segundo trimestre se registraban en la UE, según revela el informe de Eurostat, un total de 592.000 demandas de asilo en proceso de instancia, que corresponden a las personas que en algún momento han presentado una demanda de protección internacional a la espera de que se resuelva su caso por parte de las autoridades nacionales. A finales de junio del año pasado la cifra era de alrededor de 365.000. Las demandas de asilo en proceso de instancia de este año se concentran de forma especial en Alemania (el 52 por ciento del total de la Unión), seguida a mucha distancia de Suecia (el nueve por ciento), Italia (ocho), Francia (seis) y Reino Unido y Grecia (cinco por ciento).