El presidente de OHL y ministro de Hacienda durante el primer Gobierno de la Transición, Juan Miguel Villar Mir, está llamado a comparecer hoy ante el juez del “caso Son Espases”, José Castro, para aclarar la implicación de la constructora en esta causa, que investiga las presuntas irregularidades en la adjudicación del hospital balear de Son Espases. Finalmente, el centro fue levantado por ACS, la compañía de Florentino Pérez, durante la presidencia de Jaume Matas.

Sobre la mesa está la declaración de la consejera de Salud en el Ejecutivo de Matas, Aina Castillo, quien afirmó en el juzgado de Palma de Mallorca que recibió órdenes del entonces presidente balear para conceder la construcción de Son Espases a OHL, aunque cuando la prensa se hizo eco de esta adjudicación, siempre según su versión, Matas le pidió que cambiara el sentido del concurso para que acabase en manos de ACS.

Esta no es la primera vez que Villar Mir tiene que dar explicaciones por el caso Son Espases. A principios de año, el empresario compareció en la comisión de investigación que puso en marcha el parlamento balear para tratar de esclarecer las responsabilidades políticas que se derivan de esta causa.

Villar Mir dijo que durante la adjudicación se produjeron “graves irregularidades” pero negó que OHL hubiera ofrecido dinero para hacerse con el contrato

Durante su intervención, el principal accionista de OHL aseguró que en la adjudicación se produjeron “graves irregularidades”, ya que el contrato le fue arrebatado a la compañía sin motivos que respaldaran esa decisión.

Además, el magnate de la construcción subrayó que su Grupo nunca ha completado ninguna gestión ni ha ofrecido dinero para ganar ésta o cualquier otra adjudicación.

Villar Mir ya prestó declaración como imputado por esta causa ante el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach en Madrid, el 29 de septiembre de 2014, y dijo que jamás habló con Matas ni con ningún representante político nacional o del PP de este concurso ni de ninguna otra contratación, como ha indicado la Agencia EFE.

Más declaraciones

La citación de Juan Miguel Villar Mir va a seguir a la del expresident Jaume Matas, que se acogió a su derecho a no declarar ayer ante el juez Castro.

También acudió a los juzgados de Palma el dueño de la consultora Global PM, a la que se le adjudicó la valoración de las ofertas presentadas para construir el hospital. El propietario, Jesús Peinado, ha admitido que hubo trato de favor en su elección pero ha descartado que se amañara el informe para que OHL se hiciera con las obras de Son Espases.

Quien no tendrá que declarar por el momento es el presidente de la compañía que finalmente consiguió la concesión para construir y gestionar el hospital, Florentino Pérez. No obstante, el máximo responsable de ACS ya afirmó en la comisión parlamentaria balear que no conocía nada sobre este asunto.