Tras la primera jornada de Liga y Champions hemos visto algunos problemas con las plataformas de provisión de TV a través de internet de empresas tan grandes como Orange o Mediapro. ¿Es un problema a largo plazo o se resolverá después de la primera jornada?

Atendiendo a las redes sociales y a las informaciones publicadas por algunos medios, podría parecer que el fútbol en España se ha retransmitido de pena durante la última jornada de Liga y la primera de Champions, con algunos problemas registrados por parte de Orange y Total Channel, el canal de Mediapro que ya provocó la ira de muchos usuarios con las caídas durante la retransmisión de la pelea de boxeo entre Manny Pacquiao y Floyd Merryweather. ¿Son igual de graves ambos casos? ¿Tenemos que descartar esta opción y quedarnos sólo con las opciones que cuentan con sistemas de TV más convencionales como TiVo o Movistar+?
 
El primer caso fue el de la retransmisión por parte de Orange del partido estrella de la última jornada, que enfrentó a Atlético de Madrid y Barcelona. Hubo problemas durante la retransmisión y estos tuvieron su eco en redes sociales.  Para SABEMOS era especialmente relevante cualquier hipotético problema en las retransmisiones ya que, como hemos explicado a nuestros lectores en alguna ocasión, el principal riesgo de la compañía francesa en este mercado es, precisamente, el de los grandes picos de usuarios en determinados partidos. Siempre hemos dicho que sería en este tipo de retransmisiones donde se vería si la plataforma era o no solvente. De manera que hicimos lo único que podíamos hacer: contactamos con la compañía afectada.
 
Desde Orange nos ofrecieron la siguiente explicación, y dista mucho del “desastre absoluto” que se pinta en otros medios, si bien es cierto que unos pocos miles de abonados se vieron afectados: “Entre un 2 y un 3% de los clientes que tiene contratada la TV con fútbol tuvieron problemas, pero solamente al acceder a través de Smart TV y las app para smartphone, tabletas y PC. Estos clientes tampoco tuvieron problemas para verlo a través de su decodificador, porque todos tienen uno. El problema se produjo entre las 20:30 y las 21:15. La solución fue muy rápida y en la segunda parte ya no hubo problemas”.
 
Si el problema de los franceses hubiese sido de plataforma y hubiesen fallado los decos domésticos, la noticia no sería sólo sobre una caída, sino sobre toda la pertinencia de la solución tecnológica ofrecida por Orange. Y no era el caso. Más allá de que unos pocos miles de clientes se hayan visto afectados por esta situación, quienes estuvieran en su casa tenían la opción del deco. En SABEMOS hemos contactado con algunos clientes que afirman que sí tuvieron problemas con el decodificador.
 

Caída en Total Channel

 
En todo caso, la situación de las plataformas para ver la Champions a través de Internet no es todo lo seria que debería ser. En Total Channel y BeIN Connect, ayer se reportaron problemas durante la emisión de la Champions, tal y como recogía en vivo Xataka y como admitió la compañía en redes sociales.
 
Lo que no se puede negar es que en plataformas de este tipo es muy difícil medir la responsabilidad del prestador del servicio, especialmente si hablamos de apps para smartphone o de PC. Del mismo modo que el TiVo de Vodafone o Movistar+ son plataformas diseñadas específicamente para prestar TV y optimizadas al máximo, los servicios por internet dependen de una infinidad de variables. ¿Qué conectividad tienes en cada momento? ¿Tienes el smartphone saturado de aplicaciones abiertas y consumiendo recursos del sistema? ¿Se han apuntado muchos más clientes de lo esperado, saturando la plataforma?
 
En la operadora asturiana Telecable, por ejemplo, su producto Veofutbol ha tenido una aceptación mucho más elevada de lo esperado, hasta el punto de que la compañía ha llegado a eliminar la opción de poder contratar sólo la Champions. Este éxito juega a su favor, sí, pero también en su contra, ya que tienen que trabajar contrarreloj para evitar tener los mismos problemas. Por ahora les ha funcionado, y no hay indicaciones en redes sociales de incidencias, pero desde la compañía admiten que el de los contenidos a través de internet es un negocio muy exigente.
 
Por ahora, podemos imaginar que se trata de los primeros pasos tambaleantes de un tipo de servicio que, debido al hecho de que Movistar aún no ha cerrado un acuerdo con BeIN para ofrecer la Champions, está teniendo mucha más aceptación de la esperada. Tienen hasta el 22 de noviembre, la fecha del Real Madrid-Barcelona, para afinar los problemas. Veremos si lo consiguen. Porque pagar para ver el fútbol sin los típicos cortes de Rojadirecta.com y otras plataformas pirata, y encontrarte otros cortes, pero estos de pago, simplemente no es aceptable.