El portavoz de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) en el Congreso, Pere Macias, ha afirmado este miércoles que las declaraciones del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidiendo una España fuerte y unida son meramente “palabras de cortesía” hacia el Rey don Felipe y que, antes que perjudicar, benefician al proceso ya que demuestran que está “internacionalizado” y presente “en todas las cancillerías” del mundo.

En declaraciones a los medios en los pasillos de la Cámara Baja, recogidas por la agencia Europa Press, el diputado catalán ha subrayado que el hecho de que “en la Sala Oval (de la Casa Blanca) se hable de Cataluña quiere decir que el proceso está internacionalizado” y que es un asunto “que está en el tintero” y genera “expectativas”.

“Desde luego, nosotros no lo vemos como ningún tipo de perjuicio sino que más bien puede ayudar y beneficiar que el tema esté en todas las grandes cancillerías”, ha reiterado, subrayando que en cualquier caso los ciudadanos catalanes, “que son quienes deben decidir”, ya son “perfectamente conscientes” de que el tema “es importante”.

Por eso, espera que la referencia de diferentes líderes internacionales a este tema “redunde en una gran participación” en las elecciones al Parlament del 27 de septiembre y que los ciudadanos “vayan a votar de forma muy masiva”. “Lectura negativa, absolutamente ninguna”, ha zanjado Macias.