Campofrío construirá en Burgos la planta cárnica “más moderna y avanzada” de Europa con una inversión de 225 millones de euros, según ha señalado este miércoles el presidente del Consejo de Administración de la cárnica, Pedro Ballvé, durante el acto de colocación de la primera piedra de la nueva factoría, que sustituirá a la que se incendió a finales del año pasado.

Durante el acto de colocación de la primera piedra de la nueva fábrica, Pedro Ballvé, quien ha sido recibido entre aplausos por los 600 trabajadores congregados en el lugar, ha remarcado que el incendio que asoló la factoría “no fue capaz de destruir la capacidad de soñar con el futuro, ni los valores que han acompañado a Campofrío durante 62 años”, tal y como informa Europa Press.

En este contexto, Ballvé ha asegurado que “se hablará de un antes y un después de Campofrío” y ha ratificado el compromiso del grupo cárnico con los trabajadores y la ciudad, a la que ha agradecido la solidaridad mostrada desde el momento del incendio. “Burgos ha visto a Campofrío nacer, desarrollarse y será testigo de sus próximos 100 años”, ha añadido.

En su discurso, Pedro Ballvé también ha tenido palabras de agradecimiento para el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, con quien compartió las primeras horas del incendio, y para el Gobierno central por el apoyo mostrado hacia la empresa desde el momento del siniestro.

Primera piedra

La colocación simbólica de la primera piedra ha corrido a cargo de seis trabajadores, en representación de toda la plantilla, que han colocado seis ladrillos personalizados y elaborados con las cenizas de la antigua fábrica, que se han distribuido entre los 848 trabajadores de la misma como elemento conmemorativo.

La nueva fábrica de la cárnica, ubicada en el mismo solar que la planta siniestrada el 16 de noviembre de 2014, tiene prevista su puesta de funcionamiento a finales de 2016, tras una inversión de 225 millones de euros que dará como resultado una factoría con una capacidad productiva superior a las 100.000 toneladas anuales.

La planta se dividirá en cuatro zonas principales, de materias primas, curados, cocidos y loncheados, y dispondrá además de una amplia zona de expediciones desde la que se distribuirán más de 120 millones de paquetes individuales de loncheados el primer año.

En el acto de colocación de la primera piedra de la nueva planta de Campofrío en la capital burgalesa han participado numerosos agentes empresariales y políticos de la ciudad y Castilla y León, entre los que se encontraban la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos; la delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro; y el alcalde burgalés, Javier Lacalle.