El Pleno del Congreso ha aprobado, después de tres días de debate, el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2016. La oposición había presentado 4.222 enmiendas que han sido rechazadas.

Tras más de 26 horas de debate parlamentario entre el Pleno y la Comisión de Presupuestos, las quintas cuentas del Gobierno de Mariano Rajoy salen del Congreso tras superar trece enmiendas de totalidad y más de 4.222 enmiendas parciales.

Sin embargo, tan solo el Grupo Popular y Unión del Pueblo Navarro (UPN), socio electoral del PP, han respaldado las cuentas, después de pactar dos modificaciones para realizar campañas de prevención de embarazados no deseados y para fomentar la natalidad y la maternidad.

En el otro lado nos encontramos con la oposición que duda que estas cuentas vayan a permitir consolidar la recuperación, como afirman el Gobierno y el PP, y sostienen que son electoralistas, ahondan en los recortes a pesar de la mejora de la coyuntura económica y parten de previsiones irreales y que no se cumplirán.

Además, critican la decisión del Ejecutivo de presentar el proyecto de ley a las puertas de las elecciones generales, condicionando así a las nuevas mayorías que salgan de las urnas en diciembre mediante una mayoría absoluta conseguida hace ya cuatro años, y que pese a ello el PP no se haya avenido a aceptar ninguna enmienda de la oposición.

Junto con estas críticas, también la situación en Cataluña y el proceso independentista han salpicado de forma continua el debate a lo largo de las tres jornadas.