Parece ideal, una aplicación genial, magnífica, que te permite hacer eso que siempre soñaste: saber quién es aquel o aquella desconocida que te cruzaste por la calle, se sentó frente a ti en el metro o tomaba café en la cafetería de la esquina donde paraste a comprar un par de muffins. Nunca pensaste poder conocer su identidad y mucho menos quedar con él o ella. Para eso se creó Happn, ¿pero funciona?

Nayeli Sánchez es la portavoz de Happn para España. Hemos hablado con ella y entre otras cosas nos ha contado la buena acogida que ha tenido la app entre el público, así como que el número de usuarios no para de crecer. “Unos 300.000 en España y 6 millones a nivel global”, son las cifras que desde Happn nos dan para que podamos hacernos una idea de cuántas personas buscan una “segunda oportunidad” por medio de la aplicación.

Y es que eso es precisamente lo que diferencia a Happn de otras plataformas de citas: “Es un concepto más natural en el que tienes una segunda oportunidad para conocer a la persona con la que te cruzaste”, señala Nayeli Sánchez.

Pero, ¿qué es  Happn?

Es una app que te permite conocer a las personas que se encuentran cerca de ti, esas que puedes cruzarte caminando por la calle. ¿Cómo? Pues mediante un servicio de geolocalización, que muestra información de la gente que utiliza la aplicación y te da la opción de darle a “me gusta” esperando una misma respuesta por su parte, lo que permitirá que se habilite el chat a través del cual poder mantener una conversación.

Para crear un perfil hay que ser mayor de edad, como es lógico, y tener una cuenta de Facebook, lugar del que la app tomará información para verificar sobre todo que la persona existe. Es este un sistema mediante el cual Happn evita la creación de perfiles falsos. Y es que después de lo ocurrido con Ashley Madishon, normal pararse a mirar cómo funciona y qué tipo de datos recoge Happn.

“No hay perfiles falsos y nadie puede conocer tu ubicación exacta. Además, si alguien te molesta existe la opción de bloquear a esa persona en el chat”, explica Nayeli Sánchez tratando de demostrar que Happn no supone ningún problema para la persona que decide utilizar la app. La seguridad es algo importante y a tener en cuenta, así como la confianza, un valor que defiende la compañía.

Nada de publicar en Facebook que utilizas la aplicación, ni información sobre dónde estás, no se facilitan datos a la persona que quiere hablar contigo y además, esta solo podrá iniciar una conversación si tú aceptas.

 Seguramente Happn prefiera que sus usuarios sean hombres

Ya hemos dicho que Happn cuenta con unos 6 millones de seguidores a nivel mundial, teniendo especial presencia en “Europa, EE.UU. y Latinoamérica”. Pero es que el objetivo de la empresa sitúa a finales de este año la cifra de usuarios en 10 millones, según nos cuenta Nayeli Sánchez.

En cuanto al perfil de estos usuarios, desde Happn señalan que se trata de personas muy sociables, de entre 20 y 35 años, y que a pesar de que el porcentaje se encuentre bastante igualado, predominan los hombres. Un dato al que no habría que prestarle demasiada atención si no fuera por que es el sexo masculino el que más favorece a los números de la empresa.

Solo si eres mujer puedes “llamar la atención” de otro usuario de forma gratuita, algo que también ocurre con otras apps.

En Happn, además de los “me gusta” existen los “saludos” o “llamadas de atención”, que a diferencia de los primeros, sí que hacen saltar una notificación a la persona que lo recibe llevándole así a saber que hay alguien que quiere conocerle. Con los “me gusta” recordar que no hay ningún tipo de notificación, que solo se habilitará el chat cuando ambos coincidan en el envio del corazón. Pues bien, hay que saber que las chicas pueden acceder a estas dos opciones de forma totalmente gratuita y sin ningún tipo de límites, mientras que los chicos deben pagar si quieren llamar la atención de alguien. Es decir, si eres hombre un “Eh, que estoy aquí, ¿quieres hablar?” te costará más que si eres mujer (es en este momento cuando nos acordamos de las copas gratis solo para chicas antes de las 1:30 de la noche, solo que en este caso sin horario establecido).

Pero lo cierto es que esto es algo que ocurre en todas las aplicaciones y plataformas que se presentan como las ideales para encontrar el amor de tu vida. Y es que si eres hombre, sea como sea, parece que te costará algo más que amor, romanticismo, ilusión y ganas encontrar a tu media naranja.