La unión de Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7 celebra un tribunal haya anulado la adjudicación del programa de turismo social a Globalia y Barceló, y que el Imserso tenga que volver a evaluar las ofertas evitando “toda discrecionalidad”.

Anulada la adjudicación de los viajes del Imserso, ahora los candidatos dan por hecho que en la suya será la oferta que se impondrá en esta especie de segunda vuelta. En juego, un megacontrato valorado en 1.200 millones de euros. El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, dependiente del Ministerio de Hacienda, decidió revocar la adjudicación de la gestión del programa para los dos próximos años (con opción a otros dos) a Mundosenior, la unión temporal integrada por Globalia y Barceló, tras detectar “discrecionalidades” en la forma de evaluar las ofertas.

El tribunal ordenó que “se efectúe una nueva valoración con arreglo a los criterios enumerados” en los pliegos del concurso, al considerar que no se hizo correctamente la primera vez. Y subrayó, igualmente, que “en la valoración no cabe discrecionalidad alguna por parte de la Administración, ni técnica ni de ninguna otra clase, debiendo limitarse la Mesa de Contratación [del Imserso] a aplicar los criterios automáticos sin ningún margen de apreciación técnica o juicio de valor”.

El pasado viernes, cuando se conoció la anulación de la decisión, el presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ya salió al paso y dio por hecho que Mundosenior volverá a ganar la adjudicación cuando el Imserso -dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad- estudie de nuevo las ofertas en los puntos en que no se hizo correctamente. Hoy Mundiplan -la unión temporal de Iberia, Gowaii, Alsa e IAG7-, que fue la que presentó el recurso contra la resolución, también augura que su oferta se impondrá en esta nueva fase y confirma que tiene capacidad para iniciar la venta de los viajes de manera inmediata.

Mundiplan, prepara para vender inmediatamente

Mundiplan espera que el Imserso “resuelva rápidamente la adjudicación de los viajes para Mayores” y que lo haga “de acuerdo con los criterios fijados por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, para poner en marcha los viajes de mayores de forma inmediata”, ha indicado el consorcio en un comunicado. “Es lamentable que este proceso se haya retrasado, pero Mundiplan recurrió la adjudicación de la Mesa de Contratación al encontrar arbitrariedad en la misma,  tal y como ahora ha corroborado el Tribunal Administrativo”, apunta.

La unión Iberia-Alsa-Gowaii-IAG7 insiste en que su oferta es la mejor, la que permitiría que más pensionistas españoles se beneficiarán del programa y que le supone un ahorro de 22 millones de euros para las cuentas públicas.

La Dirección General del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso), dependiente del Ministerio de Sanidad, hizo oficial a finales de julio la adjudicación de la gestión del programa de viajes para los próximos dos años, con opción a otros dos, como adelantó en primicia SABEMOS el pasado 24 de junio. Mundosenior, que lleva gestionando el programa durante los últimos 2 años, se adjudica un megacontrolado valorado en 1.200 millones de euros.

El Imserso justificó la adjudicación a Globalia y Barceló en que su oferta se trataba de “la más ventajosa económicamente”. Sin embargo, Mundiplan presentó con mucho la mejor oferta económica y parecía el mejor colocado para hacerse con la gestión del programa. La UTE de Iberia y Gowaii propuso una rebaja del precio del 4,08%, frente a un descuento del 2,67% por parte de Mundosenior y del 1,79% de Logitravel.

Un megacontrato de 1.200 millones

El Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) licitaba la gestión de los viajes de los pensionistas para los dos próximos años. El presupuesto del contrato por temporada es de 331 millones: 69,5 millones los aporta el propio Imserso a modo de subvención pública y 261,5 millones los aportarán los propios pensionistas que realicen los viajes (que están subvencionados para abaratar el precio final, pero no son gratuitos).

El contrato es por las dos próximas temporadas, así que el presupuesto previsto en el contrato se eleva hasta los 662 millones de euros. Existe la posibilidad de prorrogar la adjudicación por otros dos años más (hasta un total de cuatro temporadas) y, de hecho, si no hay cambios sustanciales en las condiciones del servicio para los años siguientes, la prórroga se da casi por segura. Así que el contrato ascendería, de esta manera, hasta algo más de 1.300 millones de euros. No obstante, según la documentación del Imserso, el valor estimado del contrato es de 1.204 millones (una figura en la que se incluye el periodo licitado, la eventual prórroga de dos años más y una previsión de posibles ajustes).

Mundosenior actualmente está participada a partes iguales por Globalia y Barceló. Sólo quedan dos socios actualmente, pero en la UTE antes también estaban integradas Orizonia, hasta su quiebra, y Marsans, hasta su implosión. Con diferentes denominaciones y con más o menos socios, la actual Mundosenior ha participado en la gestión del programa de viajes del Imserso durante los más de 20 años transcurridos desde su nacimiento.

En paralelo, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunció en agosto la apertura de un expediente sancionador contra Globalia y Barceló por cómo se han repartido el programa de viajes del Imserso durante los últimos veinte años. Ambas compañías ya fueron sancionadas (junto a Marsans y Viajes Iberia) en el año 2000 por prácticas anticompetitivas en la presentación de ofertas a estos concursos, y la CNMC cree que esas prácticas han continuado hasta la actualidad.