Las organizaciones no gubernamentales han reclamado a la Unión Europea, con motivo de la actual crisis de refugiados, que adopte una serie de medidas para “evitar la pérdida de vidas en el Mediterráneo” y garantizar “el respeto de los derechos humanos y el derecho de asilo”. Asimismo, han pedido a la Unión que se abstenga de desarrollar una lista de “Países de Origen Seguros” y revise las leyes que limitan la libertad de circulación de los solicitantes de asilo.

“En un contexto global de desplazamiento forzado sin precedentes que ha obligado a más de 60 millones de personas a huir de sus hogares como consecuencia de los conflictos, la persecución y las violaciones de derechos humanos, la Unión Europea debe reaccionar y dar respuesta a la situación de las personas refugiadas que  llegan a nuestras fronteras”, han denunciado las organizaciones en un comunicado conjunto.

“En lo que llevamos de año cerca de 2.800 personas han perdido la vida tratando de alcanzar la protección y seguridad en Europa. Muchas de  las que lo consiguen no ven garantizada una adecuada protección en los países de acogida”, han proseguido Amnistía Internacional, ACCEM, CEAR, la Coordinadora de ONGD, la Red Acoge y Save the Children.

Las seis organizaciones han emitido este comunicado con motivo de la reunión que mantendrán este lunes en Bruselas los representantes de los Veintiocho para llegar a un principio de acuerdo respecto a la acogida de otros 120.000 refugiados que se encuentran en Grecia, Italia y Hungría y para planificar formalmente la reubicación de los 40.000 inicialmente propuestos.

En el comunicado, las ONG denuncian “la tardía respuesta de la Unión Europea ante la situación de emergencia que estamos viviendo” y piden a España, a cuyo Gobierno han elogiado por comprometerse a acoger a 14.931 personas, que juegue “un papel activo en la reunión de hoy y cumplir con su firme compromiso de acogida y promover medidas concretas para garantizar que dicha acogida sea adecuada y digna”.  

“Esperamos que el resto de los Estados miembro de la Unión Europea también den muestra de su solidaridad y den un paso adelante en el compromiso con las personas refugiadas”, añaden.

Entre las medidas que las organizaciones reclaman a la UE, destaca la de que se habiliten “vías legales y seguras” para que las personas que huyen de los conflictos no se vean obligadas “a acudir a rutas peligrosas poniendo en riesgo sus vidas”, que se asegure “una acogida digna y una adecuada protección en todos los Estados de la UE” y que se garantice  “el respeto de los derechos humanos y del derecho de asilo en las fronteras exteriores de la UE, poniendo fin a las devoluciones ilegales y las violaciones de derechos humanos, incluidos los malos tratos y el uso excesivo o innecesario de la fuerza”.

Asimismo, las ONG firmantes exigen a la UE que se abstenga “de desarrollar una lista de ‘Países de Origen Seguros’” y revise “la legislación europea que limita la libertad de circulación de los solicitantes de asilo que consiguen ser admitidos en la UE”.