El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha advertido este lunes de que España da por “cerrada” la cifra de 1.300 refugiados que se comprometió a acoger en julio, muy por debajo de los 4.288 que le había solicitado la Comisión Europea, aunque ha reiterado que nuestro país sí recibirá a los 15.000 demandantes incluidos en la última propuesta europea.

“No vamos a cuestionar cifras que están ya cerradas. Significa un esfuerzo para España que hacemos con mucho gusto, porque somos un país solidario y somos conscientes del drama humanitario”, ha explicado el ministro a la prensa en Bruselas, citado por la agencia Europa Press, a su llegada a un consejo extraordinario de ministros de la UE sobre la crisis de refugiados.

El ministro se refiere así a un primer programa de reparto para reubicar a 32.000 demandantes de asilo llegados a Italia y Grecia, una cifra que acordaron los 28 en julio, dejando para más adelante la asignación de otras 8.000 plazas para dar refugio a un total de 40.000 personas.

Ante la llegada masiva de refugiados que escapan de conflictos como el de Siria, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, presentó el pasado miércoles un segundo programa urgente para recibir a otros 120.000 inmigrantes con derecho a protección internacional, esta vez llegados a Italia, Grecia y Hungría.

De esta segunda iniciativa, a la que se espera que los ministros den este lunes su respaldo político, el Gobierno ha dicho ya que aceptará la cifra que le ha asignado el Ejecutivo comunitario de inicio: 15.000 personas.

“Vamos a formalizar el acuerdo de julio sobre la base de lo que llegamos a acuerdo y los 15.000 que nos ha asignado ahora. No vamos a cuestionar cifras que están cerradas”, ha zanjado.

Fernández Díaz ha querido subrayar el esfuerzo que realiza España en la acogida de inmigrantes y ha pedido “poner en valor” que este año las autoridades españolas van a tramitar 35.000 peticiones de asilo, incluidas las cuotas negociadas en estos dos programas con la UE, según las estimaciones del Gobierno.