El Banco Sabadell va a presentar una oferta al Gobierno británico para la adquisición de una cartera de activos de 13.220 millones de libras esterlinas (poco más de 18.000 millones de euros) correspondientes al banco nacionalizado Northern Rock.

Según informa el diario Expansión, que cita fuentes del sector financiero del Reino Unido, el Sabadell está efectuando una revisión detallada de estos activos, que en su mayor parte son hipotecas concedidas por la entidad británica antes de su colapso financiero en 2008.

El objetivo, según las mismas fuentes, es formular una oferta final al Gobierno de David Cameron. Un portavoz del Sabadell no ha querido hacer comentarios sobre esta operación, según el rotativo económico.

La valoración de la cartera de hipotecas nacionalizadas, según los analistas, debería rondar los 400 millones de libras (casi 545 millones de euros). Banqueros implicados en la operación han indicado que se trata de una cartera con baja morosidad y que ha sido saneada por la sociedad estatal que gestiona los bancos nacionalizados británicos, la UKAR.

El Gobierno de Cameron anunció el pasado mes de marzo la puesta en venta de esta cartera, un proceso que ha sido organizado por el banco de inversión Credit Suisse. Aunque hay otras firmas interesadas, sobre todo fondos de inversión, el Banco Sabadell se presenta como el favorito para la puja final, que se resolverá en los próximos meses.