Septiembre ya está aquí, y con él la época de la vendimia, por ello no hay mejor momento para viajar a las tierras del vino para poder ver en primera persona como es el proceso de recogida y elaboración del producto.

Dicen que es antioxidante, bueno para el corazón, y hay más de uno que convierte el ritual de tomar un vaso de vino diario en el mejor secreto para la eterna juventud. Pero igual que dicen que las mejores gambas se comen en Huelva, las mejores paellas en Valencia y las mejores migas en Granada, habrá que conocer cuáles son los países que mejor vino producen.

Para los amantes del enoturismo aquí va una selección de los lugares con mayor fama gracias a sus vinos:

  • España. No hace falta irse muy lejos, nuestro país, con algunas denominaciones de origen como Rioja o Ribera del Duero, se convierte en un destino elegido por turistas de todo el mundo que buscan degustar el sabor de los vinos españoles. La Rioja tiene más de 80 bodegas que permiten realizar visitas turísticas: puedes ver el museo Vivanco de la cultura del vino en Haro o aprender disfrutando en un curso de cata en las bodegas Marqués de Riscal. Por otro lado, en Castilla y León merece la pena visitar las antiguas bodegas subterráneas de Torquemada en Palencia o acercarse a la región de El Bierzo, donde se pueden realizar catas y picnics  para disfrutar de los mejores vinos rodeados de viñedos.

  • Italia. Muy cerca tenemos la región de Piamonte, en el noreste italiano, que también cuenta con un hueco en el mundo de los vinos. En las laderas de Los Alpes se pueden visitar viñedos con Denominación de Origen. Entre sus vinos encontramos el Barolo, Barbaresco, Gattinara o el Moscato D’Asti. Si bajamos a la Toscana, la mayor productora de vino de Italia, disfrutaremos del plan perfecto: descubrir la Italia profunda mientras saboreamos algunas de las mejores uvas del mundo, como la Sangiovese o el Lambrusco. Una escapada a Florencia y Pisa es el complemento perfecto para disfrutar de unas vacaciones en Italia.

  • California. Destino que muchos eligen para visitar El Paseo de la fama en Los Ángeles o la cárcel de Alcatraz en San Francisco, pero a estos lugares de interés comienza a sumarse el Valle de Napa, situado a tan solo una hora de San Francisco y donde se concentran más de 300 productores de vino. Y es que cerca de 8 millones de personas visitan sus viñedos cada año para disfrutar de un buen Chardonnay o de un Cabernet Sauvignon. Es su diversidad de suelos, así como los microclimas californianos, los que permiten el crecimiento de casi cualquier variedad de uva.

  • México. En la Baja California nos encontramos con un vino cuya calidad se ha incrementado de manera exponencial en las últimas dos décadas. A solo 2 horas de la ciudad de San Diego se encuentra el  Valle de Guadalupe donde, gracias a su clima cálido, se cultivan variedades de uva como Tempranillo o Garnacha. En general, los vinos mexicanos tienden a tener mucho cuerpo, una alta graduación de alcohol y se caracterizan por ser de sabores frutales.

  • Australia. El Valle de Hunter, situado a sólo un par de horas en coche de Sydney, es la región vinícola más antigua de Australia y  donde se localizan más de 150 bodegas. Allí encontramos espacios abiertos y vistas increíbles que nos permitirán relajar la mente mientras disfrutamos de uno de sus vinos, siendo uno de los más conocidos el Shiraz. También podemos visitar el Wyndham Estate, uno de los viñedos más antiguos de Australia, donde cada año tiene lugar el evento Opera in the Vineyards, o la histórica bodega Audrey Wilkinson que data de 1866.