Muchas veces hablamos de los Emmys y damos por hecho el estar refiriéndonos a un grupo muy concreto de premios televisivos centrados en las interpretaciones, la dirección, el guión y, en general, dramas, comedias y miniseries. En realidad se dan muchos más premios, Este sábado se dan los ‘premios creativos’, así que vamos a aprovechar para hablar de todos esos otros Emmys.

Este sábado tiene lugar la entrega de los premios técnicos que se dan dentro de los galardones a la televisión en primetime. Suponen la mayor parte de las candidaturas de esta sección de los premios que, a su vez, no son sino una más de las seis áreas que otorgan premios con este nombre. Podríamos considerarlos los segundos por importancia y, sin embargo, es poco lo que se comenta sobre ellos.

Cuando se conocieron las candidaturas de los premios Emmy ya hablamos de la historia de este galardón: Fueron creados en 1949 por la ATAS, la Academia de las Artes y Ciencias Televisivas (Academy of Television Arts & Sciences), apenas tres años después de la creación de la propia asociación, con el propósito de mejorar la exposición de los programas televisivos y facilitar su difusión. Frente a esta organización radicada en Los Ángeles, en la costa este de Estados Unidos, se fundó la NATAS o Academia Nacional de las Artes y Ciencias Televisivas (National Academy of Television Arts and Sciences) que durante años se integró para elegir conjuntamente a los ganadores. El éxito de la iniciativa facilitó que se acabara creando en 1974 una separación entre los premios a la programación diurna y la nocturna.

En estos momentos hay un total de seis ceremonias, una de ellas internacional auspiciada por la IATAS, siglas cuyo significado podéis imaginar a estas alturas. Además, organizados por la NATAS, están la de Tecnología, la de Deportes, la de Televisión Diurna y la de Noticias. Por supuesto, la más importante es la nocturna, la única de la que se sigue ocupando la ATAS y que es de la que hablamos en aquel momento. Pero no significa que los premios y candidaturas de aquella sección se otorguen de una sola vez. Al contrario, para la retransmisión televisiva se dejan los que más interesan, los de intérpretes, guión, dirección, alguno de reality y, por supuesto, los dos grandes a Mejor Drama y Mejor Comedia. Pero quedan una buena cantidad de ellos también para primetime, esa franja nocturna en la que se emiten los programas con mayor audiencia, que se entregan en una segunda ceremonia por ser menos interesantes para el público. El equivalente a esas cortinillas que emiten en los Tonys resumiendo premios dados mientras la gala está en anuncios para televisión o lo que ya han empezado a hacer los Oscars con algunas candidaturas para lograr que la gala televisada sea más llevadera.

Todos los Emmys

Como decíamos antes, la ATAS sigue ocupándose de esta entrega de premio pero hay al menos otras cinco. Por edad la segunda es la que realmente puede reclamar el nombre de Emmys técnicos, pues se trata de los Technology and Engineering Emmy Awards que llevan solo una entrega menos que los de primetime. Se centran no tanto en las series como en las tecnologías y empresas que han cambiado o impulsado distintos usos tecnológicos en televisión, de ahí que entre os premiados estén Netflix por su logaritmo de recomendación de contenido, GoPro por sus videocamaras o Time Warner por sus mejoras en el servicio de Cable. Como vemos, los verdaderos adelantos técnicos.

Los siguientes en edad son los únicos que no dan ni ATAS ni NATAS sino los IATAS, porque para algo son los International Emmy Awards, eso en los que los que pueden participar todos los no-estadounidenses y que aquí conocemos sobre todo por el premio recibido en 1973 por La Cabina, el primero en que se celebraron. Fuera de eso hemos tenido más candidatos y algún ganador, el más reciente Polseres vermelles que se llevó el de la categoría Kids: Series. La próxima entrega, la 43 ya, tendrá lugar el 23 de noviembre.

Con una entrega menos, está la primera gran división que tuvo lugar dentro de los Emmys, cuando decidieron separar los premios a las producciones para primetime de las que se dan en esta otra competición de la ATAS, los de daytime, es decir los Emmy Diurnos para toda la programación que se emite fuera de esas horas de máxima audiencia. Ahí entran magazines y talkshows, series generalmente dentro de la categoría de los culebrones -que llevaron a algunos a llamar a estos premios los Soap Opera Emmys- aunque dentro de su divertido batiburrillo también hay premios para los programas de cocina, los de ‘juicios’ con sus falsos tribunales televisivos y los de concursos. Mucho más pintorescos, por supuesto, aunque sean los premios a los culebrones los que más audiencia atraen.

Los dos últimos están igualados en 36 entregas y resumen la forma de abordar estos premios por forma de la ATAS, pues decidieron desgajar sus premios en dos secciones más. En primer lado una dedicada al deporte, los Sports Emmy que se dan tanto a la retransmisión de eventos deportivos y sus diversas secciones como a los comentaristas o reporteros de campo a la entrega a coberturas extensas de un evento deportivo, y no solo a su retransmisión o a diversos avances técnicos para mostrarlos. Además, por supuesto, del de mejor programa deportivo. Algo que permite también comprobar los ánimos de la industria, con resultados como que el año pasado los Juegos Olímpicos empataran con la Copa del Mundo en galardones.

Finalmente quedan los News & Documentary Emmy Awards, dedicados a  noticias y documentales y que pese a que puedan parecernos limitados incluyen más de 40 categorías distintas que incluyen premios a noticieros, a magazines de noticias, a programas de noticias artísticas y culturales o a mejor entrevista. Una enorme cantidad de posibilidades y profesionales que incluye incluso galardones regionales en periodismo general y de investigación y que distingue el trato dado a noticias urgentes de la cobertura de eventos conocidos. Repasarla es comprender todas las posibilidades del periodismo. Lo que significa que este año Netflix, Vice o Al Jazeera USA sacaron alguna candidatura pero FOX News no. 

El primetime fuera del primetime de los Emmy

Por supuesto ninguno de estos premios llegan al nivel de resonancia que tienen lo de primetime, ni a los debates que sus habituales decisiones extrañas en quién se queda dentro, quién fuera y quién se lo lleva. Los Emmys son una institución que tiene, además, su propia y extraña tradición: cada año uno de los ahora cuatro canales generalistas es el encargado de emitirlo, siendo este año el turno para la FOX que ha encargado a Andy Samberg, ex-SNL y ahora en Brookln Nine-Nine, que organice su presentación el próximo 20 de septiembre.

Pero si el 20 de septiembre es cuando se otorgan, ¿qué es exactamente lo que se entrega el sábado 12? Pues de ahí esa denominación de los premios ‘creativos’  y a veces el de ‘técnicos’ aunque, en realidad, no son solo eso. 

En la parte técnica podemos encontrarnos con diversas categorías en iluminación, efectos visuales y multimedia, coordinación de especialistas así como los esperables en vestuario, maquillaje, peluquería o sonido al que se añaden también diseño de producción, diseño de los títulos de crédito, coreografía, castings y, directamente, producción. E incluso hay un premio a mejor anuncio.

Hay, por supuesto, muchas subcategorías dentro de estas, algunas de las cuales se dividen a su vez según el número de cámaras utilizadas. lo que dispara las 82 categorías iniciales que se quitan de en medio para no hacer interminable la gala. Pero también hay categorías que da cierta pena que se eludan en la principal como programa de ‘sketches’ (este año compiten Drunk history, Inside Amy Schumer, Key & Peele, Portlandia y el SNL), mejor narrador, mejor ‘voz en off’ (en categorías separadas como puede atestiguar Jane the Virgin) además del de Mejor Presentador de un ‘reality’ o concurso-‘reality’. Además de la habitualmente divertidas -no tanto este año- a mejor canción original, o como ellos lo llaman: Outstanding Original Music and Lyrics. Este año un auténtico revoltijo tras años de superioridad de Tonys y The Lonely Island. Este año está el número de apertura de los Oscars (Moving Pictures), una del especial navideño How Murray Saved Christmas y otras que aparecieron en series tan diferentes como Glee, The Comedians, Sons of Anarchy o Inside Amy Schumer.

También hay que contar los programas infantiles, separados en programa infantiles de ficción por un lado y por el otro todas las otras posibilidades (es decir, no-ficción, reality y concurso-reality). Así como los de animación con un premio especial, y con una distinción por programas en función de su duración. Este año en larga duración compite Over the garden wall con sendos capítulos de las series Archer, Bob’s Burguer, South Park y Los Simpson, mientras que en corto hay episodios de Adventure Time, Regular Show, Robot Chicken, Steven Universe, Wander Over Yonder y uno de los nuevos cortos de Mickey Mouse.

Un buen número de categorías diferentes entre ellas pero no menos interesante e importantes para los espectadores televisivos que se quitan de en medio este fin de semana pero cuyo resultado contarán luego cuando decidan qué cadena o qué serie se ha llevado más galardones. Y es que aunque vayan extendiéndolos, separándolos y separando las categorías al final, aunque la gala cubra solo una pequeña parte, todos acaban importando.