El sondeo preelectoral sobre las elecciones autonómicas catalanas que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) acaba de presentar en su página web otorga a las fuerzas secesionistas una ajustada mayoría absoluta en el Parlamento autonómico. La suma de escaños de Junts pel Sí y la CUP alcanzarían 68 o 69 escaños (la mayoría absoluta está en 68 diputados). La segunda fuerza sería Ciudadanos, con 19 o 20 escaños, seguido por Podemos (18-19), el PSC (16-17) y el PP (12-13). Los antiguos socios de Artur Mas -los democristianos de Unió- quedarían fuera de la Cámara.

La encuesta del CIS deja en evidencia que la cita con las urnas que tendrá lugar el próximo 27 de septiembre serán de lo más reñidas. Según el sondeo, la lista de Artur Mas y Oriol Junqueras se quedaría (con el 38,1 por ciento de los votos) a siete u ocho escaños de la mayoría absoluta. Hace tres años, en los últimos comicios autonómicos, la suma de fuerzas de CiU y ERC llegó a los 71 diputados.

De esta forma, la candidatura secesionista deberá contar con el apoyo de los independentistas de la CUP –a los que el CIS otorga el 5,9 por ciento de los votos y ocho escaños- para formar gobierno y continuar con su desafío a España.

¿Y qué hará la CUP? Pues, de momento, se niegan a apoyar a Artur Mas. La CUP –que defiende la salida de la UE y el impago de la deuda- considera que apoyar la investidura de Artur Mas es una línea roja y apuesta por permitir que Raúl Romeva (el número uno de Junts pel Sí) sea el próximo presidente del Gobierno autonómico.

Uno de los principales triunfadores de la encuesta de CIS es Albert Rivera. Su partido pasaría de ser la sexta fuerza política en Cataluña en 2012 (con nueve escaños) al segundo lugar (con 19 o 20 escaños). El sondeo pone en evidencia que los catalanes no pasarían factura a la marcha de Rivera para hacer carrera política en Madrid y sus sustitución como número uno de la lista de Ciudadanos por Inés Arrimadas.

Batacazo para Albiol

Lo que parece evidente es que el ascenso de C´s tiene lugar a costa de la caída del PP. Los populares, según los pronósticos del principal organismo demoscópico del país, no levantan cabeza y el nuevo candidato Xavier García Albiol se quedaría a seis o siete escaños de los 19 que logró Alicia Sánchez Camacho en 2012.

El CIS frustra las esperanzas del partido de la calle Génova. Tal y como adelantaba SABEMOS el pasado martes, la dirección popular se mostraba optimista en lograr el segundo puesto en las elecciones autonómicas del 27-S.

El Centro de Investigaciones Sociológicas también pronostica una importante caída para los socialistas catalanes. Según el sondeo, el PSC se quedaría con el 12,2 por ciento de los votos y 16 o 17 diputados (tres o cuatro menos que en 2012).

Los socialistas catalanes no deberían sentirse contentos por los datos que refleja el sondeo, pues son superados como fuerza hegemónica de la izquierda por la lista de Catalunya Si que es Pot, que integran miembros de Podemos, Iniciativa per Catalunya, Esquerra Unida i Alternativa y Equo.

Según la encuesta del CIS, la lista de Podemos y sus socios irrumpiría con fuerza en el Parlamento catalán, al lograr el 13,9 por ciento de los votos y 18 o 19 escaños.

Una de las principales sorpresas del sondeo es el batacazo de los antiguos socios de Artur Mas, los democristianos de Unió, que se quedarían fuera de la Cámara autonómica.

Alto porcentaje de indecisos

No obstante, la encuesta da un alto porcentaje de indecisos. Uno de cada cinco ciudadanos con derecho a voto aún no sabe por cuál de los partidos se decantará el próximo día 27 de siembre. Un 3 por ciento de los encuestados dice que no votará y otro 3 por ciento que lo hará en blanco.

En cuanto a la valoración de la líderes, la lista es encabezada por Oriol Junqueras. El líder de ERC es el único que aprueba, al recibe en el sondo una nota de 5,3 puntos, en una escala de 0 a 10. Le sigue Artur Más, con una puntuación de 4,6. En los últimos lugares se sitúan los cabezas de cartel de los partidos españolistas: Miquel Iceta (3,7), Inés Arrimadas (3) y Xavier García Albiol (2,3).

Reparto por provincias

El batacazo del independentismo es considerable en Barcelona, la provincia que asigna 85 de los 135 escaños de la Cámara. Allí el porcentaje de apoyo a Junts pel Sí cae hasta el 35,1% (32-33 diputados), mientras que en 2012 CiU y ERC sumaron más del 40%. La CUP sube del 3,4% al 6% (5 actas), colocándose en segunda posición Sí Que Es Pot (16%, 14-15). C’s duplica sus apoyos de hace tres años, hasta hacerse con el 15,2% (13-14), el PSC se lleva el 13,1% (12) y el PP el 9,2% (8).

Lleida y Girona dan a Mas y Oriol Junqueras la mayor alegría, como era de esperar. Su candidatura conjunta alcanza en esas circunscripciones el 53,5% y el 52% de los votos, respectivamente. En la primera le valdría para hacerse con diez de los 15 escaños en juego, mientras C’s, PSC, PP, CUP y Sí Que Es Pot se reparten uno cada uno. En Girona, JpS se llevaría diez actas, C’s dos, PSC y PP una o dos cada uno y Sí Que Es Pot y la CUP uno por cabeza.

Tarragona, por último, repartiría sus 18 parlamentarios del siguiente modo: ocho para JpS, tres para Ciudadanos, dos para PP, Sí Que Es Pot y PSC y uno para la CUP.