Si el drama de los refugiados sirios se te queda corto, siempre puedes hacerles la zancadilla para tener una imagen más impactante y conmovedora. Esto es lo que debió pensar Petra László antes de ser Trending Topic.

Un vídeo grabado en la frontera entre Serbia y Hungría se ha hecho viral. En él se ve a decenas de refugiados sirios corriendo delante de la policía. También hay varios periodistas grabando la escena. Una de ellas levanta una pierna y hace caer a un padre que lleva a su hijo en brazos. ¿Lo habrá hecho aposta? ¿Por xenofobia? ¿Para obtener la imagen más conmovedora posible? Esto es lo que empezaron a preguntarse ayer miles de internautas creando un debate que ha sido Trending Topic durante ocho horas. Algunos pensaban que no podía ser verdad, que la periodista debía haberse quedado enganchada o que habría algún otro motivo que la eximiera de culpa.

 

 

 

 

 

Después aparecieron otros vídeos donde se ve a la misma mujer poniendo la zancadilla/ lanzando patadas a otros refugiados, incluida una niña. Ya no hay mucho lugar para dudar ni pensar bien. La reportera, la húngara Petra László, ha sido despedida del medio para el que intentaba conseguir, a cualquier precio, la imagen más dramática posible, y se ha hecho mundialmente famosa por ponerle la zancadilla a la gente más desgraciada del mundo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque siempre habrá quien lo justifique.