El Tribunal Laboral de Frankfut ha admitido a trámite la solicitud de urgencia presentada ayer por Lufthansa contra el sindicato de pilotos Vereinigung Cockpit (VC) por considerar “ilegítima” la protesta, lo que implica la prohibición de la huelga, según confirmaron a Europa Press fuentes del grupo aéreo.

Las mismas fuentes señalaron que las operaciones de Lufthansa volverán “a la normalidad mañana”, si bien hoy se mantendrá el horario especial previsto.

Lufthansa solicitó ayer la paralización de la protesta en una solicitud de urgencia contra VC por “daños y perjuicios” y el tribunal ha admitido a trámite la petición por considerar la prolongación de la huelga “desproporcionada”.

La aerolínea ha enviado unos 80.000 mensajes por email y SMS a sus clientes informándoles de la operativa y cancelación de vuelos y ha tramitado un total de 2.500 billetes de tren, señalan desde la compañía, durante los paros de ayer y hoy.

La compañía germana ha destacado que la ocupación de asientos en sus aviones está siendo “muy alta” y que sus clientes han optado por cambiar sus reservas.

El grupo alemán había ofrecido a los pasajeros afectados por las cancelaciones de ayer y para volar vía Frabkfurt, Múnich o Düsseldorf la cancelación de su billete de forma gratuita o aplazar el vuelo o la conversión de su billete por uno de tren en la red de ferrocarril Deutsche Bahn (DB).

MANTIENE LA OPERATIVA ESPECIAL.

La aerolínea matriz, Lufthansa, operará puntualmente unos 500 vuelos hoy siguiendo la operativa especial que estableció. La huelga no afecta a sus filiales Germanwings, SWISS, Austrian Airlines y Brussels Airlines.

El grupo aéreo alemán tenía previsto operar 2.000 vuelos hoy, de las 3.000 operaciones programadas inicialmente para este miércoles en toda su red desde Alemania, de ellos 1.350 en corto y medio radio.

Los pilotos de Lufthansa ampliaron la huelga este miércoles a los vuelos de corto y medio radio, lo que ha obligado a la aerolínea a cancelar 1.000 vuelos, según informó la compañía, que cifra en 140.000 los pasajeros afectados.

Ayer canceló 84 vuelos de largo radio desde o hacia Frankfurt, Múnich o Düsseldorf, casi el 50% de los más de 170 vuelos de larga distancia previstos para la jornada, del total de 1.500 vuelos programados en la jornada.

Se trata de la huelga número 14 que convoca el sindicato VC en los últimos 18 meses, señala Lufthansa, que recuerda que las protestas de abril, cuando estaba en vigor el acuerdo salarial, y supusieron unos costes al grupo de cerca de 60 millones de euros.

Las relaciones entre ambas partes se recrudecieron la semana pasada después de que el sindicato VC diera por rotas las conversaciones, ante los planes de la compañía que quiere expandir su marca de bajo coste Eurowings y reducir sus costes.