La decisión de Caixabank, Santander y BBVA de cobrar las retiradas de efectivo de quienes no sean sus clientes, y el inminente acuerdo de Bankia, Sabadell y otras seis cajas han supuesto un terremoto para el sector financiero español. A las entidades pequeñas o que hasta ahora daban este servicio gratuito les toca reinventarse.

La guerra de los cajeros iniciada por Caixabank a comienzos de este año sigue provocandos reacciones y cambios de estrategia en el sector bancario español. La decisión de esta entidad (a la que se han sumado posteriormente Santander y BBVA) de comenzar a cobrar directamente a los usuarios de otros bancos y cajas por retirar efectivo de sus redes de cajeros ha supuesto un terremoto en el sector, que ha obligado a variar y emprender nuevas estrategias.

Así, en respuesta al desafío de los tres grandes, Bankia está ultimando un acuerdo de colaboración con Sabadell y otras seis antiguas cajas de la red Euro 6000 (BMN, Abanca, Kutxabank, Liberbank, Unicaja e Ibercaja) para establecer una red de cajeros gratuitos en común. Contaría con casi 18.000 cajeros y permitiría retirar el dinero de forma gratuita en todas estas entidades, según fuentes cercanas a las negociaciones.

Pero si hay unas entidades que se han visto afectadas directamente por esta agresiva política de “poner en valor” las redes propias de cajeros, éstas son aquellas cuyo foco comercial estaba en el cobro mínimo de comisiones por la operativa tradicional, incluida la retirada de efectivo. Son, entre otras, ING, EVO y Mediolanum.

La nueva estrategia de la gran banca va dirigida a penalizar precisamente esta banca enfocada en lo digital, en la medida que el cobro directo de una comisión en cajero a los usuarios supone o un incumplimiento de los compromisos de gratuidad de las entidades low cost, o bien un coste adicional si éstas deciden afrontar el nuevo coste extra. Tal y como ya informó SABEMOS, una de estas entidades (Mediolanum) anunció que mantendría su política de cero comisiones, si bien ha tenido que poner nuevas condiciones a sus clientes: Serán gratis solo 52 retiradas de efectivo al año.

ING, buscando ideas de éxito en Europa

La principal entidad ‘cero comisiones’ (más de 3,1 millones de clientes en España) está aún estudiando una estrategia para contrarrestar el ataque de los grandes de la banca. Su plan pasa por seguir con el mismo posicionamiento general (es decir, no cobrar por las retiradas de efectivo), aunque está por ver cuál será la red de la que se puedan servir. A día de hoy los clientes de ING pueden retirar cualquier cantidad de efectivo, sin coste, de la red de cajeros 4B. Además, se puede sacar también sin comisión en las redes Euro 6000 y Servired (excepto Caixabank, que cobra en todo caso) a partir de 60 euros.

Fuentes de ING reconocen que aún no les consta que Bankia, Sabadell (de Servired) y las cajas de Euro 6000 hayan llegado a ningún acuerdo definitivo que les excluya, tal y como sí afirmaba esta semana El Confidencial. “No solo no nos consta que se nos haya excuido, es que ni siquiera habíamos pedido estar dentro de ninguna alianza, por lo que no es posible que nos pudieran vetar”, señalan fuentes de la entidad de matriz holandesa.

Con o sin confirmación del veto, lo cierto es que ING está estudiando medidas para sortear la pinza que se le avecina, toda vez que de confirmarse todas las informaciones, tendría un gran porcentaje de la red de cajeros ‘de pago’, lo que supondría o una pérdida de cuota de clientes o unos gastos inasumibles para la entidad. Así, se están buscando fórmulas y acuerdos alternativos, si bien aún están por definirse. Una de las medidas que han funcionado en otros países es la de llegar a un acuerdo con una cadena de grandes superficies y supermercados, de forma que se puedan realizar las retiradas de efectivo desde sus líneas de cajas. “Esto ya se hace con éxito en Alemania, por ejemplo. Otra opción es pactar directamente con las redes, y no con las entidades”, advierten desde ING.

La entidad naranja está especialmente molesta con las entidades e informaciones que han insistido en la idea de que ING y otras entidades que no cobraban por las retiradas de efectivo llevan años aprovechándose de los bancos y cajas que han dispuesto redes con miles de cajeros por España. “Es completamente falso porque llevamos más de 10 años pagando un auténtico pastón en comisiones de intermediación al resto de entidades. De hecho, según nuestros cálculos, si ese dinero se hubiera empleado en abrir cajeros tendríamos una red de cerca de un millar”, aseguran desde ING.

EVO Banco, sin retiradas pequeñas y una App para buscar cajeros

EVO Banco, excisión de Novagalicia con más de 360.000 clientes, se plantea una estrategia distinta a ING. En su caso, su fortaleza diferencial residía en poder ofrecer a sus clientes retiradas de efectivo gratuitas en todos los cajeros de todo el mundo. Y piensan seguir con esta misma política, si bien de forma limitada.

Fuentes de EVO han señalado a SABEMOS que el plan pasa por seguir permitiendo todo tipo de retiradas de dinero en metálico, si bien han de ser por una cantidad mínima de 120 euros en cada ocasión. Es decir, que la entidad está dispuesta a seguir corriendo con el coste de intermediación, aunque tratará de limitar lo más posible el número de operaciones por cliente. “Según nuestros cálculos será una estrategia exitosa, ya que hasta el momento la cantidad media retirada por los clientes ronda los 100 euros”, explican desde la entidad.

Esta estrategia se complementa con una medida innovadora: Una aplicación (app) para móviles “que permite geolocalizar” los cajeros sin coste para sus clientes más cercanos. La aplicación, entre otras funcionalidades, permite encontrar la ruta más ventajosa para encontrar los cajeros más cercanos.

Bankinter, a la espera

Aunque no sea una entidad equiparable a ING o EVO por su estrategia, Bankinter es otro de los bancos que sin quererlo se ha visto envuelto en la guerra de los cajeros. Sus clientes podían retirar sin coste en toda la red 4B, aunque en función de cómo sea finalmente el acuerdo entre Bankia y Sabadell ésto podría verse comprometido.

A día de hoy, la entidad (con unos 400 cajeros por toda España) sigue dentro de la red 4B y las retiradas son gratuitas para todos los clientes tanto en la red de Bankia como en la del Sabadell.

FOTO: FRANKLIN HEIJNEN en FLICKR