La candidatura secesionista no recoge el guante lanzado por Luis Garicano y los medios de comunicación para confrontar opiniones sobre las consecuencias de romper con España. Albert Rivera les acusa de “no dar la cara”.

Junts Pel Sí no quiere debatir. La candidatura independentista que integra a Convergència, ERC y las entidades ANC y Omnium Cultural rechaza la iniciativa de Ciudadanos de confrontar en televisión sus versiones sobre las consecuencias económicas que tendría la secesión de Cataluña. La propuesta fue lanzada por el ideólogo económico de la formación naranja, Luis Garicano, a Xavier Sala i Martin, referente del soberanismo en ese ámbito, pero este ha dado la callada por respuesta.

A través de un correo electrónico y tras retarle por Twitter, Garicano trasladó a Sala i Martin la idea que también habían lanzado el programa El Matí, de Catalunya Radio, y Cuatro. A un día de que arranque la campaña del 27-S, los independentistas no se avienen a ese debate y prefieren seguir apostado por una campaña monopolizada por la apelación al sentimiento, como refleja el lema escogido para la ocasión: El voto de tu vida.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha lamentado esta mañana la actitud de Junts pel Sí, al considerar que no quiere “dar la cara y participar en un debate televisado sobre las consecuencias económicas de la independencia”. “Es inaceptable que Artur Mas se esconda de número cuatro y que los miembros de su lista no quieran explicar con claridad cuáles son las consecuencias de quedarse fuera de España y de Europa”, ha señalado Rivera en rueda de prensa en Barcelona.

Ciudadanos afea así también que tanto Mas como Raül Romeva, número uno de la candidatura, estén ausentándose de los combates dialécticos con otros cabezas de lista. Así, en el debate a siete que la cadena SER organizó el martes estuvieron presentes los candidatos a la Generalitat de C´s, Sí Que Es Pot, PSC, PPC, Unió y CUP, pero en representación de Junts pel Sí acudió Germá Bel, que concurre a los comicios por la provincia de Tarragona.

Rivera ha comparecido junto a Francisco de la Torre, inspector de Hacienda que irá en su lista por Madrid en las generales, y el citado Garicano. Este último ha insistido en que quiere medirse en los platós “con economistas de la lista de Mas y ERC” para dirmir “los costes de la separación”.

La economía está centrando los últimos días de la precampaña, donde la agenda ha estado marcada por las manifestaciones de la patronal catalana, del presidente de la CEOE, Joan Rosell, o del presidente de la Cámara de España, Josep Lluís Bonet, advirtiendo de lo negativa que sería una secesión. También el histórico del socialismo catalán Josep Borrell ha publicado un libro, Las cuentas y los cuentos de la independencia, donde rebate consignas del nacionalismo catalán como que el Estado expolia 16.000 millones al año a Cataluña o que Madrid recibe diez becas universitarias por cada una que se lleva su región.