Movistar sigue empeñada en que todos los españoles hagan deporte. Más bien se trata de ver a otros hacerlo a través de la televisión, pero esa es su apuesta. Así, después del fútbol, balonmano, Moto GP… el baloncesto sería el siguiente en añadirse a la lista.

De momento solo se trata de un acercamiento entre la Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) y Movistar, pero fuentes cercanas a la negociación han confirmado a SABEMOS que ha habido contactos para que el operador tenga los derechos de retransmisión de la Liga Endesa para las próximas temporadas.

Es más, el acuerdo podría acelerarse de tal manera que, incluso, esta temporada ya se pueda ver la ACB en Movistar+, según informan tanto La Opinión de Málaga como Málaga Hoy. No obstante, para que se dé esta última situación habría que salvar, o al menos negociar, dos aspectos muy importantes. Por un lado, actualmente los derechos de la liga de baloncesto están en manos de TVE, que firmó un contrato el año pasado por dos campañas. Por otra parte, Orange, uno de los rivales directos de Movistar, tiene contrato en vigor de patrocinio con la ACB (hasta 2016), así como de retransmisión de los partidos en su plataforma de ocio y entretenimiento Orange Arena que actualmente está incluida como un canal más en Orange TV.

Para que todas las piezas del puzle encajen y Movistar quede como única propietaria de los derechos de emisión y patrocinio de la ACB habría que esperar al final de la temporada 2016/17. En ese escenario sería uno de los candidatos mejor posicionados para hacerse con dichos derechos por capacidad económica y garantías de calidad a la hora de ofrecer el producto, amén de 2 millones de potenciales telespectadores dependiendo del paquete donde se incluyera, aunque todo hace pensar que iría a Canal+ Deportes, que además ya cuenta con la NBA y la Euroleague.

Hasta entonces, hay tres incógnitas que deben resolverse antes de empezar la Liga Endesa:

  • De querer entrar este año Movistar en la retransmisión de la ACB, ¿cómo sería el modelo compartido con TVE y las cadenas autonómicas que también tienen derechos? A su vez, ¿cómo sería televisar un evento donde Orange es una de las principales marcas visibles en la retransmisión? (¿O la ACB rescindirá todos los acuerdos vigentes?)
  • Dinero. Después de haber (casi) regalado los derechos la pasada campaña, en comparación con los 61 millones de euros que pagó por cuatro temporadas hace 15 años Canal +, ¿cuánto pagaría en estos momentos Movistar por todos los derechos?
  • ¿Revendería a otros operadores de telefonía los derechos (como el fútbol)? ¿Los revendería a la FORTA (asociación de televisiones autonómicas) teniendo en cuenta el arraigo que tiene este deporte en lugares como Málaga o Vitoria?

Un negocio sencillo para Movistar

Una vez que se ha confirmado la negociación entre la ACB y Movistar para que la Liga Endesa se pueda ver en Movistar+, solo es cuestión de tiempo. Unos pretenden impulsar el baloncesto de nuevo, y saben que la calidad en la cobertura y retransmisión de Movistar+ sería excepcional. Los otros buscan diferenciarse, más todavía, de sus rivales con contenidos deportivos exclusivos.

En esta situación, cuando haya que hablar de dinero, Movistar tiene las de ganar. Hace 15 años, cuando Canal+ compró los derechos de explotación de la ACB pagó 61 millones de euros por cuatro temporadas. En la negociación de hace un par de años la cifra apenas llegó a los 2,5 millones de euros. Por lo tanto, con esos números a la baja, no se prevé ningún tipo de competencia para que Movistar se haga con los derechos de un producto con un gran potencial, pero muy mal gestionado en cuanto al marketing y la publicidad, como las cifras de audiencia llevan demostrando los últimos años.

De hecho, Movistar ha abonado 700.000 euros por los derechos del balonmano, por lo que se espera, a tenor de estas cifras, una gran inversión por la Liga Endesa, dado que el baloncesto sigue siendo uno de los deportes con más personas federadas en España.

¿Qué tendría de bueno la llegada de la ACB a Movistar+?

Cualquier aficionado al baloncesto sabe que los últimos años de emisión de TVE de la Liga Endesa dejan mucho que desear. Malas coberturas, sin previas de calidad (y de ningún tipo), sin análisis postpartido, con mucha deficiencia a la hora de realizar entrevistas… Es decir, cualquier cambio sería a mejor. Ahora bien, qué supondría llevar de nuevo a la ACB a un modelo en el que hubiera que pagar para ver los partidos.

Cosas positivas

    • En primer lugar, y como ya se ha mencionado, la calidad en la retransmisión. Un ejemplo cercano, sin necesidad de volver la vista atrás 15 años, sería la Euroleague, de la que actualmente ya dispone Movistar+. Mayor difusión y promoción, y mejor cobertura de los encuentros. Aquí una muestra del pasado.

  • Dinero para los equipos. Algo que se notaría de inmediato sería más alegría en las arcas de los clubes. Además, con un reparto inteligente podría suceder como en 2003, que entre los 18 conjuntos se repartieron 14,5 millones (de los 19 recibidos por la TV) según unos criterios preestablecidos en función de la clasificación. El campeón, el Barça, recibió 1,52 millones; el Madrid, que se quedó fuera del playoff, 649.000 euros y el Granada por ejemplo, 481.000.
  • Derivado de esto, y sin que se pueda medir una efectiva relación de causa efecto, durante los cuatro años de Canal+, más los cuatro siguientes, un total de 4 equipos distintos (Real Madrid, FCBarcelona, Tau Vitoria y Unicaja Málaga) ganaron la ACB. Eso ahora es impensable.

Cosas negativas

  • No puede acceder todo el mundo. La realidad es esa. Al ser una plataforma de pago estamos hablando de un par de millones de personas las que podrían acceder a ello. En este sentido habría que reformular la relación con los espectadores, igual que ha sucedido con el fútbol, donde ahora apenas se ve nada en abierto y gratis.
  • Otra cuestión, y teniendo en cuenta el ejemplo de hace 15 años, podría degenerar en miedo inversor si después de comprar los derechos por dos o tres años no los renueva y las expectativas de ingreso vuelven a reducirse, como pasó en la época post-Canal+.

En estos momentos se disputa el EuroBasket y las negociaciones permanecen en la sombra, pero habrá que ver cómo avanzan. No obstante, no sería la primera vez que a mitad de temporada se reconsideran los acuerdos. Así, que a mitad de año llegase Movistar y lo incluyera en algunos de sus paquetes deportivos no sería una sorpresa.