Cada fabricante tiene una estrategia y unas armas con las que afrontar los distintos mercados, pero sin duda se trata de una mala noticia que por el momento no haya una fecha prevista para la llegada del Samsung Galaxy Note 5 a España, aunque se conoce parte del motivo.

Desde la compañía coreana mantienen el discurso oficial sobre el notecincogate y su llegada a España. “La disponibilidad en los distintos mercados de Samsung Galaxy Note 5 variará en función de las necesidades de los consumidores, y de la situación específica en cada uno de los mercados. Samsung Galaxy Note 5 se presentará en Estados Unidos y Asia en agosto y, a partir de ahí, veremos posibles oportunidades de lanzamiento en otros mercados”.

Parte de la realidad de este discurso es que desde Corea han notado que el mercado europeo no ha respondido por igual a la gama Note. Es decir, España y Alemania, por ejemplo, han sido lugares donde las versiones anteriores del Note han tenido una gran acogida, pero no así en otros países. Ante esta circunstancia Samsung habría sido bastante tajante y, si no se distribuye en todos los mercados europeos, de momento no se hará en ninguno, incluido, muy a pesar de muchos usuarios, el español.

El maridaje perfecto para la excusa en la no llegada del Note 5, según la compañía coreana, es que “para nuestros consumidores europeos, el portfolio de Samsung estará centrado en Samsung Galaxy S6 edge+, con el fin de poder atender mejor a sus necesidades”.

De esta manera, queda completamente en el aire la llegada a España de una gama de terminales que ha gustado mucho en nuestro país. Quizá su volumen de ventas, debido a su alto precio, ha estado por debajo de otros terminales, pero su solvencia como phablet siempre ha entusiasmado tanto a la prensa especializada como a usuarios.