La confianza de los empresarios españoles en la Marca España ha mejorado en el último año, ya que el 58% confía en ella, lo que supone una subida de cinco puntos según el ‘Índice de Confianza de la Marca España 2015’, presentado por la Cámara de Comercio de España. No obstante, aún quedan algunos puntos débiles, como la capacidad de las empresas para imponer precios más altos.

Como informa Europa Press, el índice de confianza se ha situado en 64,3 puntos sobre 100, lo que indica una mejora de 2,6 puntos respecto al dato de 2014, lo que para el presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, muestra la importancia que conceden los empresarios españoles a la Marca y el “salto de modernidad que puede dar el país en los próximos diez años”.

La generación de confianza en el exterior es el indicador que ha experimentado una mejor evolución, con un crecimiento de 4,8 puntos, donde el atractivo de la marca se ha situado como el aspecto más valorado (57,1 puntos).

A este le sigue el índice de imagen exterior, que ha crecido 3,9 puntos. En este sentido, el subíndice que ha registrado una valoración más baja ha sido la percepción de España como un país tecnológicamente avanzado (47,3 puntos).

En este contexto, para el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, presente en la presentación del informe, estos datos son muestra del “cambio estructural” que ha experimentado el país y del “círculo virtuoso” en el que ha entrado. Así, destaca que la economía española es una de las más abiertas del mundo y es la segunda más exportadora de la UE, por detrás de Alemania.

Diferencias entre la confianza española y la extranjera

En los últimos años las empresas españolas han adquirido presencia en muchos países en los que antes no estaban, como son las regiones de Oriente Medio, Asia, África y Oceanía. La recuperación del valor de la marca en poco tiempo es, para García-Legaz, un “éxito indudable”. Con todo, el índice refleja un diferencial de 12,7 puntos entre la confianza que depositan los empresarios en la Marca España y la que esta genera en el exterior.

El talento y la capacidad creativa son los aspectos que más valoran las empresas, así como la percepción de productos de alta calidad. Sin embargo, el índice refleja la necesidad de mejorar en la capacidad que tienen las empresas españolas para imponer precios más altos a sus productos.

Así, el 51% de los empresarios no considera que vincular su marca a su origen español le permita proponer un precio más alto, con lo que este subíndice registra 35,7 puntos en el índice de utilidad.

Por el contrario, la mayor puntuación la registra el índice de lealtad, con 74 puntos, donde la acción de no enmascarar el origen de la marca se sitúa en 77,1 puntos.

Cataluña y Euskadi, las que menos confían

Por regiones, los empresarios de Castilla-La Mancha, Cantabria, La Rioja y Comunidad Valenciana son los que más valoran operar en mercados exteriores. En el otro extremo se encuentran Cataluña y País Vasco, con 52 puntos cada una.

En este sentido, el presidente de la Cámara destaca que los menores niveles de confianza registrados en estas regiones se debe a que se trata de empresas que compatibilizan las marcas de Cataluña y Barcelona, por ejemplo, con la Marca España, de modo que el peso de esta última en el total disminuye.

En un contexto en el que las intenciones independentistas del presidente de la Generalitat, Artur Mas, están de actualidad y después de que este asegurase que la independencia traería a Cataluña una mejora en el empleo y la economía, Bonet ha declarado que respeta su decisión, pero que no la comparte.

 

Foto: Flickr – Gilad Rom