La constructora española FCC se ha hecho con un contrato de recogida basuras en el condado de Orange (Florida), valorado en 95 millones de dólares y a costa de las grandes empresas estadounidenses, según ha informado este lunes el diario Expansión .

Se trata de la primera vez que una empresa española irrumpe en este sector en Estados Unidos, que hasta la fecha estaba en poder casi exclusivamente de las firmas locales. Las excepciones eran la empresa francesa Veolia, a través de sus firmas norteamericanas, y algunas compañías canadienses.

También se trata del primer contrato de FCC en Estados Unidos desde que el magnate mexicano Carlos Slim se hizo con la constructora, en un claro ejemplo de su interés por aumentar la presencia de la empresa en el país norteamericano.

El contrato, según el rotativo económico, está valorado en 95 millones de dólares (85 millones de euros) y tendrá una duración de diez años. La empresa presidida por Esther Alcocer ha ganado dos de las cinco zonas en concurso y dará servicio a más de 400.000 habitantes y 83.000 viviendas a partir de enero de 2016. Orange es el quinto condado más poblado de Florida, con 1,2 millones de habitantes.