La principal aerolínea de Rusia, Aeroflot, con el 51 por ciento del capital bajo el control del Estado, ha confirmado que adquirirá el 75 por ciento del capital de la segunda mayor compañía aérea del país, Transaero, por el precio simbólico de un rublo (0,01 euros).

La adquisición ha sido confirmada por el Ministerio de Desarrollo Económico y por la propia Transaero. El viceprimer ministro, Ígor Shuválov, ha pedido a Aerflot que respete todos los compromisos de Transaero con los pasajeros y ha pedido que se eviten reajustes bruscos de los recursos humanos, según la agencia estatal de noticias, RIA Novosti.

Transaero, que se encuentra entre las 35 mayores compañías europeas, comenzó sus operaciones en 1990 en San Petesburgo, con vuelos chárter y flota alquilada de Aeroflot. Este año, la compañía esperaba ampliar su flota con los modelos 747 y los Airbus A380 para su ruta Moscú-Nueva York, según recoge Europa Press.

La compañía informó de que sus accionistas han dado ‘luz verde’ a la compra por parte de Aeroflot. “Esta medida sirve a los intereses de los pasajeros, el personal y los socios de la aerolínea”, ha asegurado en un comunicado. La integración de ambas compañías culminaría en un año, según algunos medios.

EL SECTOR AÉREO RUSO, EN CRISIS

La mayor aerolínea rusa opera un total de 103 rutas domésticas e internacionales y se enfrenta a pérdidas de 8.500 millones de rublos rusos (111,3 millones de euros) en el primer semestre del año, según informa la agencia de noticias rusa Interfax. En 2014, según RIA Novosti, Aeroflot y sus empresas subsidiarias transportaron a un total de 34,7 millones de pasajeros en 163 aviones.

El sector de aviación ruso perdió cerca de 30.000 millones de rublos (392,7 millones de euros) el pasado año, según datos de la Asociación de Operadores de Transporte Aéreo de Rusia. Estos resultados se deben en parte a la debilidad del rublo ruso frente al euro de los países vecinos, que perjudica sus operaciones comerciales.

La deuda total de Transaero ascendió a 106.000 millones de rublos (1.388 millones de euros) al cierre de 2014. Durante el primer semestre del año, sus pérdidas se agravaron un 85,9%, hasta los 3.541 millones de rublos (46,4 millones de euros). Desde 2014, el Gobierno ruso ha estado apoyando con préstamos a Transaero, que cuenta con 106 aviones y transportó en 2014 a 13,2 millones de pasajeros.