El gigante surcoreano ha comenzado a vender esta semana en España su último lanzamiento para el mercado de las tabletas, la Samsung Galaxy Tab S2, a un precio a partir de 399 euros. Un importe que coloca a este dispositivo en la banda alta de precios. ¿Pero vale lo que cuesta?

Samsung quiere aprovecharse de las malas experiencias que han tenido los usuarios con las tabs baratas, que ahora buscan aparatos de más calidad, como reconoció el director de Consumo del Área de IM en Samsung España, Eduardo Rodríguez, durante la presentación de la Tab S2.

La apuesta tiene sentido desde el punto de vista económico, ya que el segmento de tabletas con un precio por encima de 300 euros está copando alrededor del 55% del valor total de los dispositivos distribuidos en el mercado, según los datos que maneja la compañía.

Desde Samsung afirman que esta es la tableta más delgada que han diseñado hasta la fecha

En su búsqueda de la zona premium, Samsung ha incorporado el metal al diseño de la tableta y ha reducido al mínimo su grosor -5,6 milímetros- para completar la tableta más delgada que han presentado hasta la fecha, en palabras de Eduardo Rodríguez.

La Galaxy Tab S2 viene en dos formatos, uno de 9,7 y otro de 8 pulgadas, con unos pesos de 389 y 265 gramos, respectivamente. Los aparatos montan una pantalla con la tecnología Super Amoled, que ofrecen una resolución QXGA, de 2048×1536 píxeles.

Su precio oscila entre los 399 del modelo sólo wifi de 8 pulgadas y los 599 de la configuracón con 4G y 9,7 pulgadas.

El cuarto hogar

La cuestión, más allá de las comparaciones que se puedan establecer con otros dispositivos del mercado, es si hay sitio para más tabletas en nuestras vidas.

Según los datos que manejan en Samsung, 3 de cada 4 hogares españoles ya dispone de una tableta. La intención de la multinacional coreana, además de lanzarse a por el cuarto hogar, es introducir más tabletas en cada uno de los tres que ya han sido colonizados.

“Esperamos que la tableta sea más que un dispositivo de hogar un dispositivo personal”, aseguró Eduardo Rodríguez.

Por el momento, la tendencia acompaña, dado que la proporción de hogares con tableta era menor hace un año, en torno al 50%. Mientras, el consumo de contenidos en estos dispositivos sigue al alza, con una de cada tres personas -una de cada cinco el año pasado- pasando más de una hora al día delante de esta pantalla.