El mercado de los teléfonos inteligentes está saturado, esto es así. Son solo unas pocas las marcas se sobresalen, y mucho, sobre el resto, aunque la competencia es abundante y nadie parece tener asegurado su puesto en la lista (aunque habrá quien diga que Apple y/o Samsung son inamovibles).

El IFA se ha convertido en el escenario de grandes y esperadas presentaciones, aunque este año, a diferencia de otros, no ha contado con demasiadas sorpresas.

Samsung

Samsung no quiso esperar a la feria para dar a conocer sus últimos smartphones, prefirió adelantarse y dejar el Gear S2 como premio de consolación a los asistentes. De esta forma la compañía coreana perdía gran parte de interés, pues con el Galaxy S6 Edge+ y el Note 5 más que presentados, y un reloj circular anunciado el pasado mes de agosto, ¿qué más cabía esperar?

Nada de lanzamiento sorpresa, nada de guardarse un as en la manga. Samsung no ha sorprendido en Berlín, pero no por ello podemos condenar a sus smartphones, que son competencia directa de algunos de los productos que si han querido esperar al IFA para darse a conocer.

Y es que igual que los coreanos no han querido acudir a la cita con sus mejores galas, los de Apple llegarán aún más tarde con sus novedades, tratando de romper con la ilusión que estos días han puesto las compañías en sus presentaciones. Grandes teléfonos teníamos antes del IFA, y seguramente también grandes sean los que vengan después, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de iPhone.

Sony

Llevaba un tiempo desaparecido, como ausente, haciéndose de rogar tal vez, pero por fin Sony da la cara y presenta su Z5 (para ser más exactos ‘sus’ Z5). La compañía tiene 3 nuevos modelos de la gama Xperia Z5 que se ajustan a diferentes necesidades, algo que le permite dirigirse a diferentes públicos.

El Xperia Z5 Compact es el más pequeño que hemos podido ver en el escenario, una versión reducida del Z5 que cuenta con casi las mismas características solo que en un formato menor.

Cuerpo de aluminio y esquinas protegidas con polivinilo de nylon, nos despedimos de la tapa del conector de carga microUSB y contamos con un botón de encendido alargado que hace la función de sensor de huellas dactilares. Tiene 2 GB de RAM y 32 GB de memoria interna (ampliable hasta 200 GB), una cámara principal de 23 megapíxeles y una pantalla de 4,6 pulgadas.

Además, la batería de este terminal perteneciente a la gama más baja del modelo Xperia Z5 es de 2.700 mAh (superior a la del Z3 Compact).

Un poco por encima nos encontramos con el Z5, con pantalla de 5,2 pulgadas FullHD, que ya cuenta con 3 GB de RAM y 32 GB de memoria interna, y cámara similar a la de la versión Compact. La batería, que quizás pueda parecernos escasa, es de 2.900 mAh (la del Z3 llegaba a los 3.100 mAh) nos promete durar hasta 2 días gracias al modo Stamina.

En cuanto al modelo Premium, decir que su principal característica es la de contar con una pantalla 4K.

Huawei

Y entre los candidatos a ganar la guerra, Huawei, que presentó su Mate S, del que ya os hemos hablado. El terminal pinta muy bien, tiene muy buenas opciones para colocarse entre los mejores pero a su vez también cuenta con algún que otro fallo, el más grande: que la tecnología force touch no esté aún disponible para su buque insignia y que además esté reservada para un modelo de 128 GB que a saber cuando llegará. 

Su otro problema equiparar los precios de sus teléfonos a los de Samsung y Apple. Bien es cierto que la compañía china está ganandose a pulso este privilegio, sin embargo quizás es demasiado arriesgado atreverse ahora con esa estrategia cuando en frente tiene a potentes terminales que si quieren pueden dar mucho de que hablar. Habrá que esperar para ver como acaba la estrategia de Huawei, si posicionando a la marca por encima de Samsung, que ahora ocupa el segundo puesto en materia de venta de smartphones; si que queda donde está, suspirando por escalar posiciones; o descendiendo en la lista permitiendo a otras compañías como Sony o LG volver a donde un día estuvieron.

Los smartphones de gama media luchan en un escenario diferente

Muchos más smartphones se han presentado en este IFA 2015, aunque ante semejantes dispositivos no tienen demasiado que hacer. Asus, Hisense, Gigaset o ZTE también han mostrado sus últimos terminales, no buscando luchar en esta guerra, que ya parece tener unos claros protagonistas, sino repartirse el mercado de los smartphones de gama media y baja.

Es una lucha distinta en la que algún que otro de los ahora llamados grandes ha tenido que participar, por ello menospreciarla sería toda una locura, pues nadie sabe si Asus, Hisense, Gigaset o ZTE se verán el año que viene (quien dice el año que viene dice dentro de dos, tres, cuatro años) compitiendo contra los Samsung, Sony, LG y Huawei.

Imagen | Jon Fingas en Flickr