Las observaciones y análisis de la NASA señalan un aceleramiento en el aumento del nivel del mar en los últimos años. Alertan del peligro que corren millones de personas que viven en la costa.

El nivel del mar ha subido una media de casi ocho centímetros desde 1992, según muestra la información satelital de la NASA. Los científicos que han analizado los datos creen que este proceso se ha acelerado y que en un futuro no tan lejano será una amenaza para la humanidad, ya que once de las quince ciudades más pobladas del mundo están situadas en en la costa y ya gastan enormes cantidades de dinero en mitigar los efectos de las inundaciones.

La información ha sido registrada a través de tres satélites lanzados, en distintas misiones, por la agencia espacial norteamericana y otros organismos colaboradores (imagen inferior). La próxima misión se llamará Jason-3 y en ella participarán el Centro Nacional de Estudios Espaciales de Francia (CNES), la Administración Atmosférica y Oceánica Nacional de USA (NOAA), la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos (EUMETSAT) y la NASA.

 

 

Un problema infravalorado

En el año 2013, el Comité de Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC) predijo que el nivel del mar aumentaría entre 30 y 90 centímetros para finales del siglo. Sin embargo, la NASA sugiere que la segunda cifra estaría más cerca de predecir el futuro: “Los datos muestran que el nivel del mar está aumentando más rápido que hace 50 años y es muy posible que empeore” ha dicho en rueda de prensa Steve Nerem, geofísico de la Universidad de Colorado.

Como se puede observar en el siguiente vídeo, el aumento de agua oceánica no es un fenómeno uniforme. Algunas áreas muestran un crecimiento de más de 25 centímetros mientras otras regiones registran descensos. Los científicos creen que se debe, sobre todo, a las corrientes oceánicas. El caso más significativo se da en el Océano Pacífico: mientras la costa oeste de Estados Unidos ha registrado descensos (en el vídeo, zonas en azul), las costas asiáticas y australianas sufren grandes subidas (zonas rojas).

En este sentido han alertado de que más de 150 millones de personas viven a menos de un metro del mar y la mayoría está precisamente en Ásia.

  

Causas del aumento del nivel del mar

  • El deshielo de las capas polares de la Antártida y Groenlandia es una de las principales causas. El hielo polar comenzó a derretirse hace 16.000 años, para estabilizarse hace 8.000. Sin embargo, tal y como indican desde la ONU, “en el último siglo el ritmo del deshielo se ha acelerado debido al rápido aumento de las temperaturas, lo que a su vez está ligado a la actividad humana, especialmente a la industrialización”.  La Antártida posee actualmente el 90% del agua dulce del planeta y, si se derritiese por completo (algo poco probable de aquí a mucho tiempo), el nivel del mar aumentaría más de 60 metros. La capa de hielo de Groenlandia sí se prevé que acabe fundida en los próximos siglos, lo que aumentará el nivel del mar unos siete metros de media e inundará ciudades costeras, islas y archipiélagos. La pérdida de hielo de estos dos grandes bloques durante el siglo XXI ha sido registrada por el satélite GRACE, que reporta una pérdida de 10 centímetros anuales.

 

  • La segunda causa es el derretimiento de los glaciares. Como en el caso del deshielo polar, este proceso añade agua al océano. Pero es que además es agua dulce, que, como explica Craig Rye, científico de la Universidad de Southampton, “es menos densa que el agua salada, por lo que en las regiones donde se ha acumulado un exceso de agua dulce se espera un incremento localizado del nivel del mar”. 
  • El tercer factor que interviene en el aumento del nivel de los océanos no añade agua, sino que la expande, por el fenómeno de dilatación térmica: La atmósfera sólo retiene el 1% del exceso de calor de las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que el océano retiene más del 90%. La expansión de aguas templadas se produce porque el océano absorbe emisiones de dióxido de carbono (se calcula que más del 25%), lo que causa la acidificación marina (que perjudica seriamente biodiversidad) y el calentamiento del mar. Esto último, unido al fenómeno de dilatación térmica, hace que los océanos se expandan y ocupen cada vez más superficie.

Estos tres causantes del aumento del nivel del mar tendrían aproximadamente el mismo peso a la hora de provocar este fenómeno que resulta más grave de lo previsto. Así lo sentencian desde el Comité de Cambio Climático de las Naciones Unidas: “Al centrar la atención en las temperaturas atmosféricas se ha ignorado buena parte del problema del calentamiento global”.