La jornada de huelga de hoy en Renfe, pilotada por Semaf y CGT, está teniendo escasa repercusión en el tráfico ferroviario tras la retirada en el último momento de CCOO, sindicato mayoritario en la operadora pública y, por tanto, el que más trabajadores aporta a las movilizaciones.

La empresa cifra el seguimiento del paro de hoy en torno a un 4 %, mientras que los sindicatos apuntan a una participación de un 90 % de los trabajadores que lo pueden secundar, al no estar incluidos en los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Fomento.

Éstos oscilan entre un 20 %, en Mercancías, y un 75 %, en Cercanías de Madrid en hora punta, mientras se garantiza la circulación del 72 % de los trenes Ave-Larga Distancia. Así, de los 353 trenes de Ave-Larga Distancia, circularán hoy 255, mientras que de los 527 de Media Distancia de Renfe y Feve, operarán 343, el 65 %.

El Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), que apunta a un seguimiento del 100 % entre sus afiliados que pueden secundar la huelga, achaca el escaso impacto de la jornada a unos servicios mínimos “abusivos” y al hecho de que la actividad aún está por debajo de su nivel habitual, debido a los últimos días de vacaciones escolares.

Semaf, que hace hoy su primera huelga en muchos años, al haber logrado en sus anteriores convocatorias llegar siembre a un acuerdo con la empresa, esperó ayer sin éxito hasta última hora de la noche una respuesta de Renfe a sus reivindicaciones. El sindicato tiene previsto, además de los tres días de huelga citados, convocar nuevos paros de 24 horas si Renfe desoye sus propuestas que siguen siendo las mismas que acordó con la empresa el pasado 14 de mayo, pero que ésta ha incumplido hasta ahora, según la fuente.

CCOO y CGT han anunciado paros parciales en Renfe y Adif de dos horas por turno (00.00-2.00 horas, 13.00-15.00 y 20.00-22.00) todos los viernes entre el 18 de septiembre y el 23 de octubre.

El Comité General de Empresa de Adif los ha aprobado esta semana por unanimidad, mientras que el de Renfe se reunirá el próximo miércoles, cuando CCOO buscará máximo consenso, aunque Semaf ya ha adelantado a EFE que no los respaldará al seguir su propia hoja de ruta.

Caída de CCOO

CCOO se desmarcó en el último momento de la huelga de hoy, después de que Renfe se comprometiera por escrito a aplicar la enmienda introducida en el artículo 20 de la Ley de Presupuestos, incluyendo a las empresas ferroviarias como sector prioritario, junto a otros sectores, a la hora de reponer las bajas de personal en la empresa, con una tasa de reposición del 100 % en las áreas de seguridad y operaciones, y del 50 % en el resto.

Aunque no es el 100 % de las reivindicaciones, “sí marca un paso importante a la hora de cumplir el principal objetivo de crear empleo en las empresas ferroviarias”, matiza CCOO. Sin dar por superado el conflicto, la organización ha decidido sentarse a negociar aspectos “que puedan concretar el compromiso arrancado a la dirección”, de modo que sea el inicio de un futuro de fortalecimiento del empleo en Renfe y, por extensión, en Adif.

No obstante, dado “el ingente número de cuestiones de calado por resolver”, CCOO seguirá movilizándose “en demanda de la dinamización de la negociación colectiva y en defensa de la viabilidad del ferrocarril público”.