El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado este jueves que las elecciones generales se celebrarán, “lo más probable”, el 20 de diciembre, aunque ha matizado que “hay otra posible fecha”.

“Saque usted el titular, el que ha dicho usted: lo más probable es el que 20 de diciembre haya elecciones generales en España”, ha respondido Rajoy al periodista Carlos Herrera en los micrófonos de la Cadena Cope.

En todo caso, ha añadido, “las elecciones serán una vez que se aprueben los Presupuestos” porque “eso genera seriedad y certidumbre”. “Yo no quiero que el nuevo Gobierno se encuentre la situación que me encontré yo. Una vez que se aprueben los Presupuestos yo convocaré las elecciones”, ha añadido.

“Hay otra posible fecha. Serán en diciembre”, ha agregado. Recientemente se ha barajado también la fecha del 13 de diciembre.

El jefe del Ejecutivo ha rechazado cualquier posible acuerdo para desbancar al PP del Gobierno en caso de que gane las elecciones, por considerar que “no es una de las mejores maneras de respetar la voluntad de los ciudadanos” y que “en España ha gobernado siempre el partido que ha tenido más apoyo”. “Repetir lo que ha ocurrido en algunos ayuntamientos (Cádiz, Madrid o Valencia) me parece muy poco democrático”, porque “no es el procedimiento que más respeta la voluntad de la gente”, ha añadido.

En cuanto a los resultados que pueda obtener su partido, Rajoy ha afirmado que “el PP está mejorando en la percepción de los ciudadanos” después de haberle tocado gobernar en “una etapa muy difícil”.

“Hay que recordar cómo estábamos en mayo del 2012 y cómo estamos ahora”, ha recordado. “Éramos un país al borde de la quiebra, no teníamos para pagar. En tres años el cambio que se ha producido en España ha sido muy grande. Sé que quedan muchísimas cosas por hacer, pero tenemos que perseverar en las mismas políticas”, ha declarado Rajoy.

“Quienes no vieron la crisis no quieren ver la recuperación”

Respecto a las críticas de la oposición al crecimiento económico de España, el presidente ha admitido que “está en su papel”, pero que “quienes no vieron la crisis no quieren ver la recuperación”. “El mejor dato de confianza del consumidor ha sido el mejor desde que se hace la serie histórica”, ha asegurado.

Rajoy no cree que vaya a haber una desaceleración económica por el aumento del paro en el mes de agosto, “un mes donde, igual que enero, aumenta el desempleo”. “Todos los problemas externos no nos van a coger como nos cogieron” porque “aquí se han hecho reformas. Podemos aguantar mucho mejor las tarascadas de fuera”, ha manifestado. 

España va a “crecer por encima del tres por ciento y se van crear 600.000 puestos de trabajo”, ha proseguido. “Con ese ritmo de crecimiento pueden haber 20 millones de personas trabajando. Es el reto para la próxima legislatura”, ha concluido.