El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, ha afirmado que el superregulador está observando “con preocupación algunas ofertas de paquetes integrales” de contenidos televisivos de pago que incluyen la emisión de partidos de fútbol. ¿Pero es un mensaje a Telefónica o una muestra de la guerra interna que vive el organismo?

Aunque no ha precisado de qué promociones se trata, Marín Quemada sí ha advertido en el 29 Encuentro de Telecomunicaciones de Santander, organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de que desde el organismo se realizará un “seguimiento minucioso” de los compromisos adquiridos y de que “se adoptarán las medidas que sean oportunas” en caso de que se vulneren.

“Vamos a dejarle tiempo al tiempo. La CNMC hará lo que tiene que hacer, lo que la ley determina que hagamos”, ha añadido, críptico.

En declaraciones a la prensa confirmó después que se refería a una compañía que acababa de pasar por una concentración relacionada con los contenidos. Vamos, que hablaba de Telefónica. Y no deja de ser extraño que proteste por los empaquetamientos de la compañía que preside Luis Miguel Gilpérez, ya que la propia CNMC ha dado el visto bueno a cada una de las tarifas con fútbol de los azules. Fuentes próximas al regulador confirmaron a SABEMOS que existen fuertes diferencias en su seno, entre la dirección de Competencia y la de Regulación, y que la preocupación manifestada por Marín tiene menos que ver con Telefónica que con sus propios conflictos internos.

El presidente de la CNMC cree que la concentración de operadores se ha traducido en una menor diversidad de oferta y en aumentos de precios

No es el único recado que les ha dejado Marín Quemada a las empresas de telecomunicaciones españolas, cuya integración también le preocupa sobremanera: “La concentración de operadores se ha traducido en una menor diversidad de oferta y en aumentos de precios. Se ofrecen más cosas, pero más caras”, ha subrayado.

El presidente de la CNMC ha matizado que este proceso, el de las integraciones de operadores, ya se ha producido en otros mercados similares al español.

“Es difícil pensar que una estrategia tan generalizada sea errónea. Sería erróneo pensar que tantas empresas estan equivocadas. Este es un proceso natural en la búsqueda de eficiencia que debe traducirse también en beneficios para el consumidor”, ha indicado Marín Quemada, quien, no obstante, cree que  el grado de competencia en un mercado no depende de forma automática del número de competidores.

Transparencia y “lobbies”

En su intervención, Marín Quemada también se ha referido al funcionamiento de la CNMC y a la presión que recibe de los grupos de interés conocidos como lobbies en su actividad diaria. En este sentido el máximo responsable del regulador ha defendido la creación de una regulación de estas entidades, que garantice que su actividad se realiza con total transparencia.

Sin embargo, Marín Quemada ha tendido la mano del organismo que preside a las empresas del sector. “El regulador no puede llevar su funcionamiento de espaldas al sector. El intercambio de información, de pareceres y de puntos de vista tiene que ser continuo e intenso”, ha matizado.

Eso sí, ha pedido a los operadores que proporcionen “una información veraz en su relación con los medios de comunicación”, en aras de un debate “objetivo y cabal”.