El párroco Ramón Tejero, hijo del exteniente coronel Antonio Tejero que fue condenado por el golpe de estado del 23-F, ha asegurado este miércoles sobre la polémica del transexual al que no se le permite ser padrino en un bautizo que “todos somos Cristo vivo en este mundo y no importa ni la raza, ni el sexo”.

Así se ha pronunciado, citado por la agencia Efe, tras un acto al ser preguntado por periodistas sobre la “imposibilidad” de admitir que Alex Salinas, transexual de San Fernando (Cádiz), sea padrino de su sobrina, según manifestó ayer el obispo de Cádiz y Ceuta, Rafael Zorzona, tras una consulta ante la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Ramón Tejero, que es párroco de La Cala de Mijas y ha sido nombrado hoy Hijo Adoptivo de Mijas (Málaga) por su Ayuntamiento, ha indicado que él sigue pensando lo que le dijo “aquella Madre Teresa, que hoy es beata: que todos somos Cristo vivo en este mundo y no importa ni la raza, ni el sexo, ni el color, ni la religión”.

Sobre el anuncio de que el papa Francisco ha concedido a los sacerdotes que absuelvan “el pecado de aborto a quienes lo han practicado y que estén arrepentidos de corazón” durante el Jubileo de la Misericordia, Tejero ha asegurado que “lo que ha dicho el Papa Francisco es lo que suele hacerse en los años jubilares”.

En este sentido, ha explicado que “da potestad jurídica y canónica a todos los sacerdotes del mundo para que, cuando se acerquen a la confesión mujeres que hayan abortado, puedan absolver de la excomunión y del pecado”, ya que ha destacado que “es un pecado muy reservado al señor obispo”.

Ramón Tejero, que es el quinto de los seis hijos del exteniente coronel Antonio Tejero, dará también nombre a la plaza de la iglesia de Santa Teresa de Mijas, donde se descubrirá una placa el próximo viernes, cuando también se celebrará una cena en honor del párroco.