La mejor pregunta para acabar la sesión del lunes en el 29 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital de Santander. Durante todo el día unos y otros piensan en él, pero no todos dicen su nombre. El director general de Digital Europe, John Higgins, no ha tenido ningún problema para nombrar a Google.

De hecho, tampoco lo ha tenido para nombrar a Amazon, Facebook o Apple. Es más, ha contado una anécdota sobre el regulador de telecomunicaciones francés y el sobrenombre que han puesto a estas empresas GAFA (Google, Amazon, Facebook y Apple). Su consejo es que deben olvidarse de ellos. Y eso lo hace extensible para todos los que viven preocupados por estas compañías y no por sus propios negocios.

Pero antes de centrarse en esos aspectos, Higgings, que prácticamente ha dedicado su ponencia a lanzar mensajes en todas las direcciones, ha señalado que no sería bueno crear una Europa tecnológica que esté supeditada al dinero. Por eso, hace un llamamiento sobre esta cuestión, porque el avance no puede ser un retroceso para otros.

Y luego ya sí, hablando de Google, ha realizado esa gran pregunta para la que nadie tiene respuesta: ¿Por qué no tenemos nuestro propio Google en Europa? Además, añade un matiz muy importante al interrogante: ¿Por qué nos falta esa capacidad? En este sentido, no ha habido respuesta. Lo único que ha insistido es en la idea de que “sin esas plataformas no se puede llegar al mercado”.

La Unión Europea en el centro

Respecto a los objetivos de la Unión Europea para ser más competitivos en el plano de las nuevas tecnologías, Higgins ha indicado que, si bien se trata de una buena iniciativa, no basta con poner en marcha una estrategia digital, sino una “verdadera” estrategia digital.

Higgins ha coincidido con el presidente de Ametic, José Manuel de Riva, que durante las jornadas aludió a la importancia de que el Mercado Único Digital esté operativo a la mayor brevedad posible.

En este sentido, De Riva ha insistido en que es preciso una “rápida y eficaz” implementación y ha recordado que Europa tiene experiencia en iniciativas marco fallidas. “No podemos permitirnos que ésta sea una más. Es preciso lograr impacto real en la economía”, ha subrayado.