Una nueva entidad que se suma a la guerra iniciada por Caixabank para cobrar en su red de cajeros por las retiradas de efectivo por parte de la competencia. En este caso, la entidad de matriz italiana asegura que correrá con los gastos repercutidos a los clientes por sacar dinero de otras redes.

Una entidad financiera más que se moja en la guerra de los cajeros. Banca Mediolanum acaba de anunciar este lunes que “mantiene la gratuidad” de la retirada de efectivo en todos los cajeros. Tal y como ha dado a conocer a través de una nota de prensa, “todos los clientes de la entidad dispondrán de 52 retiradas de efectivo gratuitas al año en cualquier cajero”.

Este movimiento es una respuesta a la progresiva tendencia (iniciada por Caixabank a comienzos de año) de cobrar una nueva comisión (access fee) a los usuarios de otras entidades que retiren efectivo de su red de cajeros. A Caixabank le han venido siguiendo Santander y BBVA, entre otras, en lo que fuentes del sector consideran toda una guerra contra la banca low cost, que hasta ahora ofrecía retiradas de efectivo gratuitas sin tener una red propia.

¿Cómo seguirá Mediolanum dando este servicio de forma gratuita? Con este nuevo access fee, la entidad propietaria del cajero es la que cobra directamente al usuario. Sin embargo, “Mediolanum procederá a la devolución del importe a todos sus clientes. Mientras que cuando la retirada se realice en un cajero que no aplique la nueva comisión que esta operación genere, como venía sucediendo hasta ahora”, explican.

Es decir, que será el banco el que asuma el nuevo coste a posteriori, si bien con un límite de 52 retiradas de efectivo. Según explican desde la entidad, la mayoría de los clientes hace menos operaciones de retirada de dinero al cabo del año, por lo que los costes adicionales serán asumibles, según sus previsiones.

La entidad de matriz italiana no es la única en plantar cara a los grandes bancos. La pasada semana, tal y como informó Cinco Días, Bankia, Banco Sabadell y Euro6000 (Liberbank, Abanca, Kutxa, EVO, BMN…) llegaron a un acuerdo para no cobrar a sus clientes en toda su red de cajeros automáticos.

FOTO: RAMÓN PECO en FLICKR