La polémica del fin de semana es la carta abierta del expresidente del Gobierno a los catalanes a cuenta del independentismo. Lo que menos ha gustado, el tono paternalista y las comparaciones con el nazismo.

El exdirigente socialista publicaba ayer en El País una carta abierta a los catalanes “para que no se dejen arrastrar” a la “aventura ilegal e irresponsable” del independentismo. Empieza aclarando que se dirige a ellos desde la “sencilla condición de ciudadano” pero les recuerda que les ha representado “en Europa, en América Latina y en el mundo”, así como que han superado juntos “la pesada herencia de la dictadura”.

Una vez repasada por encima la historia del último medio siglo, da paso a una serie de argumentos por los que es mejor que Cataluña siga en España, aunque le deben parecer escasos porque los apoya en burdas comparaciones con Albania, Grecia, y  “la aventura alemana o italiana de los años treinta”. Catalanes y no catalanes convierten su misiva en Trending Topic a base de críticas y burlas que no se limitan a su reciente y polémico escrito sino que repasan toda su trayectoria. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Algunos partidos y dirigentes políticos se han sumado a la polémica y dedican alguna palabra o tuit al expresidente. Unos suscriben sus palabras y otros las cuestionan.

 

 

 

 

 

Pero la misiva a los catalanes ha tenido varias respuestas más allá de las redes sociales. El periodista Ricard Arís responde a Felipe González con otra carta abierta mientras que el también periodista Xavier Vidal le felicita por su literatura del absurdo. El guionista y bloguero José A. Pérez (más conocido como @mimesacojea) publica, en tono de parodia, lo que sería el borrador de la carta del expresidente del gobierno.

 

 

 

 

Y en este tono sarcástico encontramos otros posibles títulos para futuras cartas del expresidente, que tome nota: