Los contratos de franquicia en el sector hotelero en España son ya la vía principal de expansión, frente a otras alternativas de explotación como los contratos de gestión o alquiler, según un informe de CBRE, que señala que alrededor del 8% de los contratos firmados en 2014 fueron de franquicia.

Según este informe, que concluye que la mayoría de los hoteles en los principales mercados de Europa están experimentando un crecimiento sólido en ingresos y beneficios, en España esta opción viene ganando terreno desde el año 2010.   

“Los contratos de franquicia ya representan la principal vía de expansión de las cadenas internacionales en nuestro país”, ha asegurado el director de CBRE Hotels España, Miguel Casas, citado por la agencia Europa Press.

Casas explica que el mayor conocimiento de este formato por parte de propietarios y gestores nacionales independientes hace que esté siendo “utilizado de manera más frecuente en estrategias de creación de valor inmobiliario hotelero”.

“Las franquicias hoteleras en Europa en los últimos dos años han supuesto cerca del 57% del total de aperturas, mientras para los proyectos que están en proceso este porcentaje incrementa hasta el 61%, incluyendo conversiones”, ha afirmado el director de Desarrollo de CBRE Hotels para la zona EMEA (Europa, Oriente Medio y África), Owen Pritchard.

SUPONDRÁN EN EUROPA MÁS DE LA MITAD EN 2020.   

En los próximos cinco años, más del 50% de los contratos que se firmen para nuevos hoteles de cuatro estrellas en Europa serán de franquicia, frente a fórmulas como la gestión o el alquiler, según el último informe europeo de la consultora.

Este cambio de tendencia, explica CBRE, se debe al creciente deseo de los propietarios de mantener el control operacional y maximizar retornos por parte de las grandes cadenas hoteleras, que centran sus estrategias en fórmulas de menor peso de los activos inmobiliarios y mayor distribución de sus marcas en toda Europa.

“Los inversores oportunistas parecen seguir confiando en un crecimiento continuado de los rendimientos y en su habilidad para convertirlos en mayores retornos. En consecuencia, hay un mayor apetito por activos libres de gestión en comparación a aquellos activos con contratos de gestión menos flexibles”, señala la consultora.

Según este análisis, esto ha provocado un incremento de la presión sobre los ‘yields’ en la compraventa de activos libres de gestión, alcanzando un diferencial respecto a los contratos de gestión tradicionales de hasta 75 puntos básicos en algunos mercados de Europa.

Finalmente, el informe refleja las nuevas marcas hoteleras que continúan emergiendo, bien bajo un a familia de marcas ya existente o de la mano de nuevos actores del sector. Muchas de estas marcas recientemente creadas apuntan al mercado del franquiciado como ocurre con ‘Tribute’ (de Starwood Hotels & Resorts) o Curio (de Hilton).