La multinacional estadounidense ha remitido al organismo las alegaciones al pliego de cargos presentado por el departamento de Competencia, en el que acusaba al gigante del buscador de abuso de su posición de dominio en el mercado. La compañía considera que las conclusiones preliminares de este informe son “infudadas”.

En una entrada en uno de sus blogs corporativos, titulada “Mejorar la calidad no es anticompetitivo”, Google se defiende de las faltas que se le achacan, como ya hizo anteriormente.

La compañía estadounidense fue formalmente acusada por la Comisión Europea (CE) de abusar de su posición de dominio, al favorecer en su buscador los resultados de su servicio comparador de vuelos Google Flight Search frente a otras herramientas similares.

“Nuestra respuesta aporta pruebas y datos que demuestran por qué las preocupaciones son infundadas. Utilizamos análisis del trafico para rebatir las acusaciones de que nuestros anuncios y nuestros resultados especializados dañan la competencia al evitar que los comparadores de compra lleguen a los consumidores”, ha explicado la empresa.

Para sostener su defensa, la multinacional ha aportado datos económicos “que abarcan más de una década” y documentos que respaldan su postura.

El portavoz de Competencia del Ejecutivo comunitario, Ricardo Cardoso, ha asegurado en declaraciones a Europa Press que estudiarán “en detalle” las alegaciones de Google.