Pasión es precisamente lo que le sobra a la responsable de la estrategia digital (Chief Digital Officer) de Bayer, Jessica Federer, cuando habla sobre cómo el universo digital ha entrado en el mundo de la salud y la medicina.

Como parte de la hoja de ruta de la multinacional farmacéutica alemana en innovación, la compañía ha comenzado la segunda edición de su aceleradora de startups Grants 4 Apps, un programa que aporta 50.000 euros de financiación a 5 empresas innovadoras.

Pero lo más importante no es el dinero sino el espacio que Bayer les cede durante 100 días a estas startups en las oficinas que el gigante teutón tiene en Berlín. Allí reciben la asesoría de los expertos que trabajan en Bayer y tienen acceso a parte de la información que maneja la compañía. Así es como se genera un curioso ambiente que mezcla la versatilidad de Pulgarcito con el aplomo del Golem, las empresas jóvenes con el gigante de 150 años que ocupa el puesto número 53 en la clasificación mundial de empresas por su capitalización bursátil.

 

¿Por qué comenzaron el programa Grant 4 Apps?

Porque somos una compañía innovadora. Las startups tienen una gran agilidad y energía, es genial llevar eso a una compañía con más de 150 años de historia. Ellos necesitan nuestra experiencia y nosotros necesitamos su creatividad. Podemos hacer inversiones de 2.000 millones de euros, desarrollar proyectos de innovación de 10 años y colaborar con gobiernos en todo el mundo, pero una startup no puede ni quiere hacer eso. Es algo que requiere una enorme cantidad de trabajo, es un área de alto riesgo, así que nosotros podemos cubrir esa parte. Lo que nos encanta de trabajar con startups son los ángulos diferentes que nos aportan, su agilidad y su talento, de un tipo diferente al que tenemos en nuestra organización. Tenerlos aquí cambia nuestra forma de interactuar y nuestra cultura. No subestimes el poder de la gente.

¿Existe algún objetivo de rentabilidad?

“Todavía no tenemos objetivos de rentabilidad. Este es tan sólo el segundo año del programa”

Todavía no. Este es tan sólo el segundo año del programa, así que nos centramos en las colaboraciones. Puede que en años futuros sí, pero no es nuestra preocupación por el momento. El corazón del progreso digital es la conectividad, y gracias al liderazgo de Jesús del Valle [responsable de la aceleradora] y a todo el equipo de Grants 4 Apps, Bayer está conectada fuertemente al mundo de las startups científicas.

Una de las ‘startups’ trabaja con la farmacéutica Gsk. ¿Supone esto un problema?

No. No queremos exclusividad. Si les dijéramos a las startups que solo pueden colaborar con nosotros, eso inhibiría su capacidad para trabajar. Lo bueno de la transformación digital es que necesitas tecnología para todas las compañías farmacéuticas. Por ejemplo, con la digitalización de historiales médicos. Hemos estado hablando de este proceso durante 15 o 20 años y todavía no lo hemos alcanzado. Porque cada país, cada aseguradora y cada hospital tiene su propio sistema, no se adaptan todos a la misma plataforma y a la misma tecnología. Así que para apoyar realmente a la innovación tecnológica necesitamos que nuestros competidores utilicen la tecnología, necesitamos que los gobiernos apuesten por una plataforma determinada. Creo que es fantástico que tengamos startups con tanto talento y atractivo como para que nuestros competidores quieran trabajar también con ellas.

¿No cree que tener una aceleradora de ‘startups’ es como admitir que sus inversiones en I+D no están bien enfocadas?

En absoluto. ¿Alguna de estas empresa se dedica a los procesos celulares? En nuestro departamento de I+D somos expertos en procesos celulares en humanos, animales y plantas. Tenemos una enorme experiencia en los desarrollos científicos. Lo que ellos aportan es un componente tecnológico para complementarlos, darles utilidad, hacerlos más accesibles y mejorarlos. Enriquecen nuestro trabajo.

¿Creen que deberían recibir más apoyo de la Administración en sus esfuerzos innovadores?

“Casi todos los gobiernos están financiando programas de salud digital; la economía digital está creciendo 7 veces más deprisa que la tradicional”

Diría que casi todos los gobiernos están financiando programas de salud digital. Porque la economía digital está creciendo 7 veces más deprisa que la economía tradicional. Todos los gobiernos quieren aprovechar ese crecimiento en su economía y están haciendo mucho en este sentido. Ahora bien, ¿creo que los gobiernos podrían hacer más? Sí, siempre se puede hacer más. Ojalá invirtieran más en educación también, porque es bueno para la ciencia.

¿Con este programa están colaborando para que Europa sea un centro de innovación en salud digital?

Europa ya es una referencia en salud digital, nosotros estamos contribuyendo como podemos. Creo que cualquier compañía debería asociarse con organizaciones más jóvenes, ayudar a que su talento crezca, compartir su conocimiento con ellas. Conozco desde hace 7 años a todos los mentores que van a ayudar a las 5 empresas de Grant 4 Apps; la cantidad de experiencia que tienen es más de la que podré acumular en mi vida. Las startups no podrían conseguir una década de experiencia en asuntos regulatorios ni podrían trabajar con la EMA [Agencia Europea de Medicamentos] o la FDA [Food and Drugs Administration, la organización homóloga estadounidense] como lo hacen los mentores. Además, nosotros le devolvemos a la sociedad una contribución en forma de innovación, pero por otro lado este programa también inspira a nuestros mentores. Cuando trabajas con las startups te reencuentras con la pasión. Hace más divertido trabajar en Bayer.