La cadena de distribución valenciana ha comprado 130.000 toneladas de estos cítricos a proveedores del país, lo que supone un incremento del 30% con respecto a la campaña anterior.

Según informa Europa Press, la cadena de supermercados ofrece naranjas españolas de las variedades Navelinas, Navel, Navel Lane Late y Valencia Late procedentes de varias zonas citrícolas de España como, por ejemplo, la Comunitat Valenciana, Almería, Córdoba, Huelva, Sevilla, Murcia y Tarragona, según ha informado la mercantil en un comunicado.

En la campaña de 2014, la compañía ya adquirió a agricultores españoles, principalmente andaluces, valencianos y murcianos, más de 100.000 toneladas de naranjas.

De hecho, las naranjas de Mercadona, desde que comienza la temporada en el mes de noviembre, y hasta finales de agosto del año siguiente, son en su totalidad de origen español. Por ejemplo, Frutas Tono y Martinavarro, interproveedores de cítricos para Mercadona, cuentan con más de 2.000 proveedores locales de naranja y más de 1.700 hectáreas de cultivo.

Cuando acaba la campaña de naranja española, entre finales del mes de agosto y octubre –dos meses–, se tienen que importar naranjas, principalmente de Argentina, puesto que la producción de la campaña nacional “se ha agotado o la existente no reúne las condiciones que los clientes demandan”. Por esto, el 90% del total de naranjas que vende Mercadona son de origen nacional, según han explicado en el comunicado.

La cadena de supermercados ha apuntado que mantiene “acuerdos estables” con 6.000 agricultores, 4.000 ganaderos y más de 12.000 pescadores de toda España. Además, más del 85% del volumen del total de compras que realiza Mercadona es de productos cultivados y elaborados en España, lo que supone compras por valor de 14.900 millones de euros al año.