El número de expedientes de regulación de empleo (ERE) autorizados por las autoridades laborales o comunicados a las mismas hasta junio ha alcanzado un total de 4.255 procedimientos, lo que supone una bajada del 48,9% con respecto al primer semestre de 2014.

Según los datos del Ministerio de Empleo recogidos por Europa Press, las empresas inmersas en un procedimiento de regulación de empleo disminuyeron un 49,4% respecto al primer semestre del año pasado, hasta un total de 3.507.

El número de trabajadores afectados por “eres” bajó un 39,5% en el primer semestre en comparación con el mismo periodo de 2014, hasta sumar 56.293 afectados.

El total de afectados por despidos colectivos descendió un 43,9% en tasa interanual, hasta sumar 11.807 trabajadores. Las suspensiones de contrato afectaron a 36.357 trabajadores, un 30,1% menos, en tanto que los afectados por expedientes de reducción de jornada bajaron un 59,2%, hasta los 8.129 trabajadores.

La mayor parte de los trabajadores afectados por ERE autorizados/comunicados hasta junio provenían de la industria (29.340), con un descenso del 29,5% respecto al año anterior, y de los servicios, que recortaron un 47,3% la cifra de trabajadores afectados, hasta sumar 21.165. En la construcción, los afectados totalizaron 4.895 (-52,7%) y en la agricultura, 893, cifra un 1,1% inferior a la del primer semestre de 2014.

En cuanto a las causas, de los 56.293 trabajadores afectados por un ERE hasta junio, el 46,7%, esto es 26.283 trabajadores, se vieron envueltos en un procedimiento por razones económicas. Otros 23.984 empleados estuvieron incluidos en un ERE por causas ligadas a la producción.

Por comunidades autónomas, las que registraron un mayor número de trabajadores inmersos en regulaciones de empleo en los seis primeros meses del año fueron Aragón, con 10.528 trabajadores implicados (+121,7%); Madrid, con 8.059 (-27,8%), y Castilla y León, con 6.058 trabajadores afectados (-14,6%).