Los juegos de cartas digitales han evolucionado, saltaron del papel a la pantalla del ordenador para más tarde llegar a los teléfonos móviles. Hasta hace poco los smartphones solo contaban con juegos más simples como Rage of Bahamut y Marvel: War of Heroes , pero esto parece estar cambiando.

¿Es el móvil el mejor soporte para una partida de Magic? Pues puede que sí. Los juegos de cartas más complejos, hasta no hace mucho, estaban reservados al formato digital para el ordenador y las tablets. El pequeño tamaño de las pantallas de los smartphones (algo que estamos abandonando con los nuevos modelos) parecía suficiente impedimento para el desarrollo de las partidas.

Sin embargo, el reciente éxito de Hearthstone en su versión móvil vuelve a poner sobre la mesa el deseo de muchos jugadores que buscan poder acceder a las partidas de su juego favorito desde el propio teléfono. Para poder hacer frente a estas peticiones los editores deberán plantear nuevos diseños y adaptar sus juegos de cartas al dispositivo más utilizado, el smartphone.

En abril de 2015, Hearthstone: Heroes of WarCraft sacaba su versión para smartphone, lo que logró aumentar en un 30% los ingresos del juego hasta alcanzar los 20 millones de dólares mensuales, lo que le ha valido para dominar el género en dispositivos móviles.

En 2015 los ingresos por juegos de cartas digitales crecerán un 5%

Las cartas coleccionables diseñadas para el móvil pueden ser muy diferentes a las que encontramos en las versiones para PC o tablet. Además, las pantallas de mayor tamaño de estos últimos dispositivos son más apropiadas para jugar partidas más complejas y similares a las que podemos jugar con las cartas físicas (hablamos de juegos como Magic: The Gathering y The Pokémon Trading Card Game), pues por mucho que queramos un smartphone nunca podrá sustituir las funciones y características de un ordenador o tableta, son cosas diferentes.

Así, juegos de cartas en versión móvil como Rage of Bahamut y Marvel: War of Heroes ofrecen partidas que poco tienen que ver con el formato físico del juego. Por lo que los jugadores deben de comprender que tener la posibilidad de jugar en el smartphone también implica cambiar su modo de juego, pues por ejemplo las partidas pueden durar tan solo entre 1 o 2 minutos. Anque también es cierto que el aumento del tamaño de las pantallas en los teléfonos, que ya alcanzan con facilidad la categoría de phablet, está ayudando a que se desarrollen juegos que contengan cartas mucho más complejas.

Parece que esto está animando a los fabricantes de juegos, que acaban de lanzarse con Magic Duels: Origins, la primera versión para móvil de Magic: The Gathering, en la que se hace especial hincapié en los principiantes, mostrándoles como jugar y utilizar cada una de las herramientas.

Imagen | Oliver Hallmann en Flickr