El 44% de las pymes españolas no venden online, pero la cosa no acaba aquí, pues tan solo el 28% de las microempresas tiene web (llegando al 75% en el caso de las pymes).

Vivimos en un mundo en el que la transformación digital busca llevar las nuevas tecnologías a las empresas con el objetivo de mejorar la experiencia del cliente, innovar en nuevos modelos de negocio e incrementar la productividad para así incrementar también los ingresos. La rápida evolución del sector digital permite a las compañías contar cada vez con más herramientas con las que mejorar su modelo de negocio: ahora pueden conocer el perfil de sus clientes, fidelizarles o mejorar la experiencia de compra.

El tejido empresarial español, en su inmensa mayoría, está compuesto por pymes y microempresas. Representan entre el 60% y 70% del PIB en España y generan el 75% del mercado laboral, pero su adaptación tecnológica es mucho más lenta de lo que necesitaría la economía española. Así, según el ‘Informe ePyme14’, que realiza un análisis sectorial de la implantación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en la pyme española, solo el 28% de las microempresas españolas tiene página web, por el 75% de las pymes y grandes empresas. Unos datos que reflejan que aún queda bastante por hacer.

Es importante que las empresas se incorporen a esa transformación digital, pero ¿cómo hacerlo? A continuación presentamos los cinco aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo esta transformación:

  1. Abarcar una dirección estratégica integrada, a nivel interno ya que lanzarse al mundo digital requiere una adaptación por parte de los distintos departamentos de la empresa (marketing, sistemas, logística, compras, atención al cliente y recursos humanos), y a nivel externo porque el eCommerce debe estar integrado en un modelo de venta omnicanal que integre toda la información que se genera en todos los canales de la compañía
  2. Aprovechar todas las redes sociales que se encuentran a nuestra disposición, pues son una muy buena herramienta para crear y mejorar las relaciones con posibles clientes y con otras empresas.
  3. El canal online ofrece muchas más ventajas a las empresas que la simple presencia en tiendas físicas, por ejemplo, nos ofrece la oportunidad de internacionalizarse. Según el informe Perspectivas eCommerce 2015 del Observatorio eCommerce “todavía hay un 44% de pymes que no venden online y hay que revertir esa tendencia”. Además, “aproximadamente el 50% de los consumidores online aumenta su ticket medio en el punto de venta”, comenta Elena Ibáñez, profesora de la Escuela Foro Economía Digital y Senior Manager de Transformación Digital en KPMG.
  4. Elaborar un plan de marketing acorde con las nuevas situaciones y aprovechar las herramientas de marketing digital, como SEO, SEM, publicidad online, redes sociales, blog, marketing, email marketing y estrategias de segmentación, dirigir tráfico a la web desde el punto de venta físico o emplear comunicaciones físicas. O lo que es lo mismo, aprovechar todos los canales disponibles.
  5. Marcar de forma clara el objetivo de la compañía antes de ponerse manos a la obra con la transformación, ya que dependiendo del objetivo elegido la compañía deberá llevar a cabo unas u otras acciones.