La Seguridad Social destinó este mes de agosto un total de 8.270,5 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, lo que supone un incremento del 2,8% con respecto al mismo mes de 2014. Se trata de la tasa de crecimiento más baja de la serie histórica, iniciada en 2002.

Según los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, recogidos por Europa Press, el número de pensiones también registró en agosto el menor crecimiento desde que se tienen datos, con una subida interanual del 1%, hasta alcanzar las 9.308.146 pensiones.

La mayor partida de gasto fueron las pensiones de jubilación, con 5.777 millones de euros, un 3,5% más que en agosto de 2014; por su parte, a las pensiones de viudedad se dedicaron 1.484 millones de euros (+1,1%).

Más de la mitad de las pensiones, 5.645.223, fueron pensiones de jubilación, un 1,3% más que en agosto de 2014, mientras que 2.350.932 eran pensiones de viudedad, una cifra que se mantuvo estable en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Empleo ha explicado que la Seguridad Social ha incorporado más de 227.000 pensiones en agosto frente al mismo mes de 2014, lo que “ha ido aparejado a un crecimiento sostenible del gasto global del conjunto de pensiones, que llegó a superar el 8% interanual en la antesala de la crisis (2008)”.

La pensión media de jubilación alcanzó a principios de este mes los 1.023,5 euros mensuales, lo que supone un 2,2% más respecto a agosto de 2014.