El PSOE insiste en que Rajoy debería haber defendido las cuentas públicas de 2016 y ve al Gobierno “agotado”. IU y UPyD creen que el ministro de Hacienda ha utilizado la Cámara Baja para la “desvergüenza” de hacer campaña electoral.

“Hipertriunfalista”, “pastiche”, “vergonzoso”. La oposición no ha escatimado en adjetivos para descalificar al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras la presentación de los Presupuestos Generales del Estado de 2016. Todos los grupos salvo Unión del Pueblo Navarro (UPN) se han desmarcado del PP y el Gobierno para escenificar su indignación con el “electoralismo” de Mariano Rajoy, a quien acusan de usar el Congreso de los Diputados para iniciar la campaña electoral y de hacer malabarismos parlamentarios con unas cuentas que corresponderá desarrollar a un nuevo Ejecutivo.

“Rajoy ha renunciado a defender un proyecto de Presupuestos agotado, de un Gobierno agotado que pone en peligro la economía”, ha indicado Antonio Hernando, portavoz del Grupo Socialista, instantes después de que concluyera la intervención de Montoro. Hernando ha sido el primero en calificar de “mitin” la retórica empleada por el ministro, que ha aprovechado la tribuna de oradores para reivindicar la gestión de Rajoy y difundir el mensaje de la “estabilidad” que su partido representa ante otras opciones políticas.

Hernando considera “un mal mitin” la retórica de Montoro y avisa de que el Gobierno “pone en peligro la economía”

Al PSOE le hubiera gustado que el presidente defendiera la ley, pese a que esa responsabilidad siempre ha sido asumida por el titular de Hacienda. Y es que los socialistas quieren sacar partido del tinte electoral que ha tomado la tramitación exprés de los Presupuestos -en el tradicionalmente inhábil mes de agosto y para que sean aprobados en octubre, dos meses antes de lo habitual- y presentarse como la opción antagónica al PP. Por ello, será Pedro Sánchez quien dé la réplica a Montoro y por ello Hernando ha hablado del “mal mitin” que ha tenido lugar en el Congreso, donde lo que se debate a su juicio es un paquete de medidas “impresentables para las familias, para la economía española, para los pensionistas, para la clase media y para los trabajadores”.

Desde Convergència, el acento se ha puesto en la “profunda insensibilidad social” del Gobierno, que presume de haber aumentado el gasto social para 2016 y de dar cobertura adecuada a todos los colectivos que la requieren. Pere Macías considera que el PP está pensando “mera y exclusivamente” en las elecciones y así ha quedado acreditado esta mañana. El diputado de Unió Josep Antoni Duran i Lleida no reconoce ni siquiera el mérito de haber evitado el rescate al que se ha referido Montoro: “si hubiese sido por el PP, España hubiese sido rescata en 2010”.

Propios de un Ejecutivo “propagandista”

José Luis Centella, parlamentario de Izquierda Plural, ha acusado al Gobierno directamente de “transformar esta casa en la sede de sus actos electorales”. Además no le ha salido bien, ha añadido, a la vista de las reacciones de diputados populares, “no ha sido precisamente uno de los buenos días parlamentarios del señor Montoro”. Centella cree que el ministro ha sobreactuado y ha ofendido a los sectores desfavorecidos de la sociedad, motivo por el cual le dará una “respuesta contundente” en el hemiciclo.

Muy dura ha sido la portavoz de UPyD, Rosa Díez, quien ha aseverado que “estos no son los presupuestos que necesita España, son los presupuestos que necesita el PP para iniciar su campaña electoral” y ha pedido al partido de Rajoy “que los mítines se los pague de su bolsillo”. Díez ha acusado al Gobierno de llegar al colmo de la “desvergüenza” convocando un Pleno para esto, de mentir sobre unos presupuestos “falsos, injustos, chapuceros, inútiles” propios de un Gabinete “propagandista y profundamente insolidario”.

Tardá se declara “harto de las sonrisas cínicas” de Montoro y Amaiur critica su “hagiografía” de Rajoy

El desfile de portavoces parlamentarios se ha prolongado por espacio de una hora ante el escritorio de la Cámara Baja. Desde el PNV, Pedro Azpiazu ha seguido la senda de sus compañeros de la oposición remarcando que Montoro “ha hablado menos de cinco minutos de los presupuestos en una alocución de más de una hora”, dedicando el resto a publicidad “electoral”. “Una hagiografía de su candidato a las elecciones generales” es lo que ha percibido el mimebro de Amaiur Rafael Larreina, mientras que Joan Tardá (ERC) se ha dicho “harto” de “tener que aguantar las sonrisas cínicas del señor Montoro cuando miente una vez y otra sin ningún tipo de pudor”.

Las críticas le han llovido al ministro de Hacienda desde todos los partidos con representación parlamentaria salvo el suyo y Unión del Pueblo Navarro, cuyo portavoz, Carlos Salvador, ha acusado a la oposición de caer en “el mismo electoralismo” que censuran. El BNG ha hablado del cariz “hipertriunfalista” de la intervención, Compromís lo ha visto “previsible, aburrido, desordenado”, Foro Asturias “un pastiche” y Geroa Bai el dibujo “de un paraíso tan falso como el paraíso bíblico”.

Ya le pitaban los oídos a Montoro cuando Rafael Hernando, portavoz popular, ha salido en su defensa loando la “exposición clara y precisa” del ministro. Hernando ha remarcado la importancia del “cambio económico y social” que ha hecho posible la gestión del PP, colocando a España como “el país que más crece” de la Eurozona apenas cuatro años después de encontrarse la “brutal” herencia de Zapatero.