Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional española y la DGST de Marruecos han detenido este martes a 14 personas en las localidades de San Martín de la Vega (Madrid) y en Fez, Casablanca, Nador, Al Hoceima y Driouech, en Marruecos.

Según ha informado Interior citadas por las agencias Europa Press y Efe, los arrestados formaban parte de una red de captación y envío de combatientes extranjeros para unirse a las filas de la organización terrorista Daesh en la región sirio-iraquí que mantiene bajo su control. 

Las actuaciones en territorio español han sido coordinadas por el titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional y la operación continúa abierta.

Según el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, el presunto cabecilla de la célula yihadista desarticulada por España y Marruecos tenía vínculos con Melilla. 

Tras conocerse esta información, según ha explicado en los pasillos del Congreso, se decidió llevar a cabo esta nueva operación antiterrorista, que “se precipitó cuando detectamos que el líder del grupo mantiene fuertes vínculos laborales y sociales con la ciudad de Melilla”. Asimismo, el ministro ha precisado (citado por las agencias) que la operación sigue abierta y que la seguridad en España se mantiene en el nivel 4.

Una veintena de operaciones antiterroristas

El pasado 28 de julio, Jorge Fernández Díaz indicaba que 126 combatientes terroristas, nacionales o residentes en España, se habían desplazado desde aquí a zonas de conflicto para luchar con el Estado Islámico, y de ellos, 25 han muerto inmolados o en combate.

Este año, según recuerda la agencia Efe, se ha desarrollado una veintena de operaciones contra el terrorismo yihadista con más de medio centenar de detenciones.

En la última de ellas, el pasado día 11, era detenido un vecino de la localidad coruñesa de Narón por apología y enaltecimiento del terrorismo por internet, al vender prendas de vestir con emblemas yihadistas y fotos de atentados del Daesh, que quedó en libertad con cargos.

También unos días antes, el 4 de agosto, la Policía alemana detuvo en Stuttgart (Alemania) a un yihadista que había huido de España tras una operación policial en la que se detuvo a una captadora del Daesh en Arrecife (Lanzarote), y que tenía una Orden Europea de Detención emitida por la Audiencia Nacional.