Los principales índices bursátiles de referencia de EEUU han iniciado la sesión de este lunes con fuertes caídas, que en el caso del Dow Jones superaban el 3,2% y en el del tecnológico Nasdaq alcanzaban el 7,5%, confirmando así los temores de los inversores, después del hundimiento de la Bolsa de China y su contagio a los parqués del Viejo Continente.

En concreto, según recoge Europa Press, el Dow Jones ha iniciado la sesión con un retroceso del 3,25%, hasta los 15.924,66 puntos, aunque a los pocos minutos ampliaba sus pérdidas al -4,21%, cotizando en los 15.765,72 puntos.

En el caso del Nasdaq, la caída en la apertura fue del 7,53%, situándose en los 4.351,61 puntos. No obstante, minutos después de la apertura, el índice lograba contener su desplome y cedía un 4,56%, hasta los 4.491,80 puntos.

Los fuertes descensos anticipados por los futuros, llevaron al operador de la Bolsa de Nueva York a invocar la ‘Regla 48’, que permite a los creadores de mercado designados no diseminar indicaciones de precios antes de la campana con el fin de agilizar la apertura ante la fuerte volatilidad prevista en los mercados.

Europa y el Ibex

El retroceso de Wall Street ha agravado las caídas en Europa, donde el Ibex 35 se desplomaba un 7,11% coincidiendo con la apertura estadounidense, mientras París retrocedía un 7,01%, Fráncfort un 5,5% y Londres un 5,36%.

Por su parte, en el mercado de divisas el euro se revalorizaba frente al ‘billete verde’ y alcanzaba un cambio de 1,1711 dólares, el más elevado desde enero de 2015, frente a los 1,1361 dólares del arranque de la sesión.

En el caso del petróleo, el barril de crudo Brent, de referencia para Europa, se abarataba hasta los 42,85 dólares desde los 45,35 del comienzo del día, lo que representa su precio más bajo desde marzo de 2009.

El precio del barril de petróleo Texas, de referencia en EEUU, bajaba hasta los 38,05 dólares desde los 40,30 dólares de la apertura, situándose en mínimos desde febrero de 2009.