No es ninguna broma, es la opción que Samsung ha puesto a disposición de los usuarios de iPhone estadounidenses (una pena que esta medida no llegue a otros sitios): si es tu caso, puedes probar durante 30 días uno de los dos nuevos smartphones de Samsung por tan solo 1 dólar.

¿Qué prefieres, un Galaxy Note 5, un Galaxy S6 Edge Plus o un Galaxy S6 Edge? Esa es la pregunta que Samsung dirige a los que cuentan con un iPhone, puesto que quiere convencerles para que dejen de lado la marca de la manzana mediante el préstamo de 30 días de uno de estos dispositivos.

Los de Samsung parece que quieren librar una batalla cuerpo a cuerpo contra la compañía de Cupertino, su hasta ahora mayor competencia, y esta ha sido la mejor forma que han encontrado para hacerlo: invitar a los seguidores de Apple a desprenderse de sus iPhones aunque sea durante 30 días, pues parece ser tiempo suficiente para caer rendidos a los pies de la nueva gama de Samsung.

Samsung sueña con enamorar a los usuarios de iPhone en 30 días

Aún es pronto para saber si esto le dará buenos resultados, pero lo que si podemos afirmar es que es una muy buena idea para acercar a los consumidores de iPhone a sus productos, ya que difícilmente lo harían por su propia cuenta. Les prestas un dispositivo de muy buenas características a cambio de un dólar, les dejas que disfruten, que lo hagan suyo, que se acostumbren a otro sistema operativo, y después se lo quitas de las manos. Ahora, ¿cuál sería el siguiente paso? Pues si la experiencia ha sido buena, probablemente cambiar su hasta entonces tan querido iPhone por un Samsung Galaxy S6 Edge Plus, o quizás no, porque aunque ese sería el final perfecto soñado por los coreanos, lo cierto es que cambiar de móvil puede que no sea tan fácil como lo pintan.

Es cierto que se han alabado muy mucho las características de los nuevos buque insignia de Samsung, pero tanto o más se han alabado las de los últimos iPhones, por lo tanto, estariamos hablando de unos terminales de muy alta calidad, de gama alta, que ofrecen grandes prestaciones. Decir que uno es mejor que otro es casi imposible.

Aunque nunca está de más probar cosas nuevas (o seminuevas, ya que T-Mobile también prestó iPhones 5S durante una semana como parte de una promoción hace un año), pues no podrás saber si un dispositivo te gusta más que otro si no los has tenido los dos en las manos. Para los estadounidenses curiosos y/o ansiosos por probar los nuevos Galaxy de Samsung ya se encuentra habilitada la página que permite hacer la petición del Test Drive en la que viene detallada la información referente al préstamo.

¿Dónde está la trampa?

Trampa ninguna, más allá de que si el dispositivo sufre algún daño, se pierde o queda inutilizable, toca pagarlo: un pequeño arañazo no te va a suponer ningún coste pero si estas marcas son muy pronunciadas, la cámara o el altavoz no funcionan, se rompe la pantalla o se moja el terminal, tendrás que pagar 100 dólares (precio de la reparación); y en caso de que el dispositivo no se encienda o no sea devuelto, entonces te tocará pagarlo integramente (adiós a los más de 700 dólares que cuestan los teléfonos estrella de Samsung). 

Entre las condiciones de préstamo está la de disponer de una tarjeta de crédito, desde la que te cobran en caso de que se de alguna de las situaciones que acabamos de describir, ser mayor de edad, estadounidense y usuario de iPhone, pues será desde uno de los smartphones de Apple desde donde debes regitrarte para el Test Drive. El período de prueba incluye además un plan de datos con una telefónica local (Verizon, AT & T, T-Mobile o Sprint).